Páginas vistas en total

jueves, 9 de octubre de 2008

edwin tapia director del diario cooperativo OPINION destaca el rol que ha tenido cochabamba a lo largo de la historia de bolivia. aunque edwin no lo menciona, mérito aparte y destacado merecen sus líderes y las instituciones que acaban de publicar un valiente documento que publicamos en nuestro blog: http://documentosimperdibles.blogspot.com que todos deberíamos leer, y tomar nota. es una pieza llamada a unificar a todo el pueblo de bolivia y de extremar esfuerzos para salvar lo que queda de la democracia. aquí el texto del editorial mencionado:


Cochabamba, por diversos motivos, es el centro de cohesión nacional
Cochabamba no sólo por su ubicación geográfica, sino por la gran homogeneidad de sus habitantes, está llamada a cumplir el papel de factor de unidad y orientación, en este momento desarticulado, inestable e inseguro. Para cumplir esta función es urgente que cada cochabambino actúe considerando la obligatoriedad de esa misión.
Hablar de candidatos a la Prefectura es prematuro. Los dos últimos años Bolivia ha sido muy politizada. Lo político que no logra administrar correctamente los otros factores del Estado acaba siendo un fenómeno superestructural que perturba, desorganiza y casi siempre acaba en la violencia. Pero, este momento es propicio para reflexionar sobre aspectos importantes de nuestro departamento y del papel que le corresponde en este momento tan preocupante, precisamente, por la hegemonía injustificada del partidismo circunstancial.La dramática y en muchas de sus manifestaciones indignante experiencia de aquel enero sangriento, es un antecedente que no debemos olvidar. Al contrario, debe ser un motivo para trabajar por un reencuentro sincero, abierto y de larga duración. Es fácil ver que los motivos del enfrentamiento no fueron esenciales.
Los cochabambinos fuimos empujados a una guerra conmovedora, pero por motivos secundarios, insignificantes, exagerados por caudillos de segunda clase, que no tuvieron ninguna consideración en movilizar a la gente sin más argumentos que sus resentimientos o ambiciones perversas.Nunca más debe suceder semejante tragedia. Sociológicamente hablando, Cochabamba, sin duda, es uno de los departamentos más homogéneos; lo que nos separa son prejuicios y fórmulas políticas equivocadas provenientes de grupos y activistas que desconocen la realidad.
Aquí habita la población con mayor capacidad para convertirse en el centro cohesionador de la República. La capacidad de la población para comprender, tolerar y unir es mucho más que la significación geopolítica de su ubicación territorial.Otra característica admirable de los cochabambinos es su dimensión intelectual. La mayor parte de las grandes propuestas transformadoras y evolutivas han sido elaboradas y formuladas por grupos y personalidades del departamento. Ahora es más necesario que antes reiniciar esa conducta creadora. Uno de los componentes, ciertamente, muy notorio de la crisis que constriñe la existencia del país es la falta de alternativas, de nuevos planes y programas. Bolivia, por esa insuficiencia, da vueltas penosamente en torno a fórmulas simples, superficiales, inviables.
En estas circunstancias tan primitivas, elementales, pero al mismo tiempo violentas, la unidad de los cochabambinos y su capacidad creadora pueden convertirse no sólo en centro de unión, sino en vanguardia conductora. Es urgente que los intelectuales, los profesionales, los líderes sindicales y empresariales reaccionen prontamente ante el desafío derivado del vacío, de la improvisación, de la falta de respeto y amor a Bolivia. La condición del cochabambino, en sí misma, es un honor, pero en lo esencial conlleva una gran obligación, por ahora se trata de unir y contribuir a la formulación de nuevas ideas, planes y programas.

No hay comentarios: