Páginas vistas en total

lunes, 28 de julio de 2008

la parranda del revocatorio
ha titulado centa reck a su última entrega que se lée con gusto!
A esta altura del partido ya no hay misterio sobre la consulta revocatoria. La ciudadanía se despereza y entiende cada vez más las razones por las que este proceso es inconstitucional, antidemocrático y ahora fruto de un desacato del gobierno y la CNE a una resolución del Tribunal Constitucional que admitió un recurso que lleva a la paralización inminente de este proceso.
Todos también saben que este referendum no soluciona los problemas de fondo del país y mucho menos avala las autonomías, ni frena la posible consulta sobre la CPE del más, ni tampoco nos permitirá salir del atolladero.
A esta altura del partido nadie cree ya los eslóganes vacíos de quienes intentan justificar la consulta. Todos más bien entienden que el controvertido revocatorio sólo permitirá que el presidente Evo Morales reflote y que el país entre en un proceso de mayor virulencia pues el gran ganador será en todo caso Evo Morales puesto que recibirá el mandato de dar continuidad y aplicación a su política de "cambio".
No necesitamos ser clarividentes para darnos cuenta que quienes aprobaron el referendum revocatorio y quienes ahora lo defienden o lo consienten actúan en todo caso con la misma lógica que tuvieron cuando ampliaron la Asamblea Constituyente, cual ha sido la de romper el cerco que se había conseguido establecer contra las políticas absolutistas del gobierno de Morales.
Es la misma lógica que por supuesto se justifica con bombos y platillos destemplados pregonando en ambos casos que de no hacerlo se habría desencadenado una guerra civil o que se iba a aprobar la CPE del MAS, que ellos mismos permitieron que con el alargue sea aprobada con la pérdida de vida de tres jóvenes mártires y con el vejamen y la violencia desatada sobre un pueblo. Tenemos que lamentar que los supuestos opositores jugaron con fuego y nos entregaron crudos porque el famoso convenio de alargue permitió muchas aberraciones como la de perder la aprobación del texto por dos tercios de votos y dio paso a cambiar de sede para las sesiones.
Se entiende también que los prefectos que se sometan al revocatorio así ganen todos, perderán todos, porque no podrán hacerle frente a la aplanadora gubernamental que nos tiene reservados días negros de opresión y violencia.
Una noticia que viene de Buenos Aires a través de la agencia de prensa (ANSA), nos alerta en el sentido de las intenciones que subyacen a este controvertido mecanismo de consulta, la nota que fue publicada en Argentina y que comenta la opinión del politólogo brasileño Emir Sader, dice: "Un triunfo del presidente de Bolivia, Evo Morales, en el referendo revocatorio de agosto, le permitirá negociar en mejores condiciones... ante una derecha que defiende sus privilegios".
Recordemos que Emir Sader es partidario del MAS y de Morales, por lo que retoma su argumentación sobre el revocatorio de nuestro país, planteando que este es imprescindible para que Morales pueda salir del cerco político que le han tendido las autonomías que según el analista se ha refugiado en la Media Luna, también plantea que Morales tendrá que plantear una supuesta "democratización de la prensa" del país, que no es otra cosa que una censura de prensa.
Las autonomías aprobadas y la prensa no sumisa son citadas por el politólogo como las "debilidades" del movimiento social que llevó a Morales a la presidencia.
Sader continúa en su opinión: "La derecha perdió y se replegó en la media luna, las provincias ricas", desde donde intenta "reorganizarse para defender sus privilegios y defenderse de la reforma agraria".
Sader da por descontado el triunfo de Morales en el referendum, por lo que asegura que este le dará al mandatario la oportunidad de "negociar en mejores condiciones" y aplicar la constitución aprobada por el MAS que a su vez le permitiría a Morales "una acumulación de fuerzas para pasar a construir la hegemonía del poder".
Frente a esto, es tanto la desidia y la incoherencia de la llamada oposición boliviana que ni siquiera se ha formulado una verdadera campaña por el No al presidente, el No es un tema difuso que se confunde con el Si a los prefectos, sin que esté presente en el primer plano de la campaña.
Esta es el agua que corre bajo el puente y la factura que nos pretenden hacer pagar quienes se muestran obstinados por ir al revocatorio.
Se dice que la decisión de ir a la consulta salió de una noche de parranda, pero ya es hora que exijamos que la parranda se acabe y vuelva la coherencia y la racionalidad a nuestras vidas.

No hay comentarios: