Páginas vistas en total

domingo, 27 de julio de 2008

evo dijo "el mariconcito del prefecto" Manfred responde "no está en duda mi virilidad"
El Prefecto de Cochabamba Manfred Reyes Villa lamentó las declaraciones "torpes e irresponsables" del presidente Evo Morales, por considerar que el destino del país es "un juego de machitos". No voy a entrar en un juego de falsas virilidades, cuando este pone en riesgo la estabilidad del país, dijo el prefecto cochabambino.
Morales atacó ayer a Reyes Villa, epitetándolo de "mariconcito" por su negativa a someterse a un Referéndum Revocatorio convocado por el Poder Ejecutivo pero objetado por el Tribunal Constitucional, el Colegio Nacional de Abogados y algunas Cortes Electorales de Bolivia.
"Es una agresión torpe y desesperada", dijo a la prensa Reyes Villa desde Urkupiña (Quillacollo), donde hoy se celebra la fiesta de San Ildefonso. Al ser cuestionado sobre la afrenta de Morales, Reyes Villa dijo que no está en discusión su virilidad sino la continuidad del proceso democráticoamenazado por la violencia que genera el Revocatorio. (de hoybolivia.com )
"A diferencia del Presidente, que parece urgido de reafirmar que es macho, el Prefecto de Cochabamba no tiene que probarle su virilidad a nadie", dijo, agregando que es un "absurdo sexista querer apostar a ver quién es más macho con el destino del país".
"Y que no vaya a hablar de discriminación o racismo, que ser blanco o negro, campesino o citadino, mujer u hombre, no es excusa para ser un mal gobernante. Hay verdaderos líderes indígenas, con capacidad, que nos enaltecen a todos los bolivianos; líderes mujeres que no son machos y tampoco han tenido oportunidad de ir a la universidad pero actúan con la sabiduría de la bondad", dijo el alusión a la Prefecta de Chuquisaca Savina Cuellar.
Reyes Villa concluyó afirmando que "el revocatorio se cae a pedazos". El nerviosismo creciente del gobierno les hace agredir con brutalidad verbal y política a quienes estamos trabajando por la restitución de la legalidad en el país, finalizó.
Días atrás, los ministros Héctor Arce y Walker San Miguel descalificaron a la decana del Tribunal Constitucional, Silvia Salame Farjat, calificándola de "cantinflesca" por pronunciarse por la suspensión del Revocatorio.