Páginas vistas en total

martes, 17 de junio de 2008

nuestros lectores están enterados que el medio masivo que utiliza inglaterra para su comunicación con el mundo hispano es su portal encomendado a la BBC, que le ha dado inusitado espacio al hecho político que ha consistido en llamar wáshington a su embajador en la paz, para analizar la violencia contra su embajada en BOLIVia. Veamos los términos de la nota:

Estados Unidos decidió este lunes llamar a su embajador en Bolivia, Philip S. Goldberg, "a consultas" a Washington para analizar la seguridad en la embajada estadounidense en La Paz.
"Es una oportunidad para explorar medidas encaminadas a mejorar la cooperación en asuntos de seguridad con el gobierno de Bolivia", explicó de esta manera la decisión el encargado de prensa del Departamento de Estado, Gonzalo Gallegos.
El funcionario no dio ninguna fecha para el regreso del embajador pero aseguró que EE.UU. "aprecia los esfuerzos de la policía nacional boliviana de proteger nuestra embajada y su personal".
El Departamento de Estado, sin embargo, hizo referencia a las declaraciones que hicieron, entre otros funcionarios, el canciller boliviano David Choquehuanca.
El jefe de la diplomacia boliviana se quejó del embajador por su negativa para dar explicaciones por el asilo político que se le otorgó al ex ministro boliviano de Defensa, Carlos Sánchez Berzaín, en EE.UU.
Tensión
Estamos preocupados por las recientes declaraciones de algunos funcionarios del gobierno boliviano que ponen el duda el compromiso de Bolivia de (...) proteger al personal diplomático
Gonzalo Gallegos, encargado de prensa del Departamento de Estado de EE.UU.
En Bolivia se acusa el ex ministro de dirigir en la represalia militar a las protestas que dejaron más de 60 muertos octubre de 2003.
Sánchez Berzaín vive en EE.UU. desde esa fecha, cuando dejó el país tras la caída del gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, quién también reside en este país.
"Al mismo tiempo, estamos preocupados por las recientes declaraciones de algunos funcionarios del gobierno boliviano que ponen el duda el compromiso de Bolivia de cumplir sus obligaciones de la Convención de Viena de proteger al personal diplomático e instalaciones en el futuro", señaló Gonzalo Gallegos.
Este es un capítulo más en las tensas relaciones bilaterales que han empeorado ante la negativa de EE.UU. de extraditar al ex ministro.
Los analistas explican que la manifestación del pasado 9 de mayo, cuando miles de personas protestaron frente a la embajada estadounidense en La Paz, fue una de las causas por las que se llamó a Goldberg a consultas.

No hay comentarios: