Páginas vistas en total

miércoles, 23 de abril de 2008

Filemón Escóbar conocido también como "el filipo" desde muy joven trabajó en el interior de la mina Siglo XX, recibió temprana formación política de grandes troskystas como los hermanos Lora, delegado de la sección Nivel 240 ante el Sindicato de Mineros mantuvo una actitud de eterna crítica contra los dirigentes comunistas como Federico Escóbar así como contra los lechinistas como Irineo Pimentel. Eterno disconforme, de aguda inteligencia pudo escalar posiciones, aunque nunca quizo salir del interior de la mina "donde están los auténticos representantes de los mineros" en alución a otros sindicalistas que se burocratizaron y se mantuvieron o sin trabajar como el caso de Federico que siendo control obrero tuvo una oficina muy próxima a la del Gerente General de la Empresa Minera Catavi o de Pimentel que nunca estuvo en el interior mina, salvo de visita. Filemón formó filas con los "relocalizados" que aparecen con el cierre de las minas de Comibol después de la caída de los precios del estaño y otros minerales´, quienes al recibir sus finiquitos (beneficios sociales) y otros bonos colocaron su dinero en Finsa y se localizaron en el trópico de Cochabamba, en calidad de colonizadores para hacer producir la tierra. Filipo y otros mineros formaron cuadros y le dieron el estilo de organización sindical a los sembradores de la hoja de coca. Lograron buenas economías y pudieron sostener, inflar y promover a jóvenes dirigentes como Evo Morales a quienes asesoraba y apoyaba personalmente. Filipo trasladó sus cuarteles del Chapare a Cochabamba donde mantenía una especie de oficina ambulante de café en café de lo que años más tarde sería el MAS (Nombre copiado de un partido político de Venezuela) y que sonaba bien.
Nadie duda de haber sido Filipo inspirador, guía y sostén de Evo Morales, especialmente en los tiempos difíciles de resistencia y de oposición de la clase política al surgimiento de los nuevos representantes de los cocaleros.
Filipo llegó muy alto, contando con el respaldo de las bases y la dirigencia del MAS llegó al senado nacional y fue la voz cantante de sus representados hasta que...por el incidente que el mismo Morales ha calificado de "incitación a cometer estafa contra el Estado" por haberle Filipo sugerido la presentación de facturas falsas a la Corte Electoral para devolver menos dinero del que en verdad devolvió el MAS de los fondos recibidos para gastos electorales y "por conducta desleal" fue echado del MAS y perdió sus prerrogativas.
Ya desde fuera Filipo ha mantenido una actitud de abierta crítica contra el MAS, el Presidente Morales y el entorno de "blancoides" que lo rodea. Como fruto de sus críticas y con revelaciones que al parecer son muy graves, a juzgar por la reacción agresiva de Evo cuando leyó o le contaron lo que dice el texto, acaba de aparecer su libro, que presentado en la ciudad de Potosí, mereció la crónica que sigue, allí en el diálogo "Filipo vaticina la caída de Evo", salvo que se libre de Quintana, San Miguel y Rada (poderosos ministros de la Presidencia, de Defensa y de Gobierno) quienes representan a la izquierda tradicional de la política boliviana.
El texto según está publicado en Los Tiempos:
El polémico ex líder masista, Filemón Escobar, que ayer presentó su libro "Pachacuti" en Potosí, vaticinó la caída del presidente Evo Morales si no echa de su entorno a tres ministros que buscan la división y confrontación entre bolivianos. Escobar quien fue compañero de lucha del actual presidente de Bolivia en el inicio del Movimiento al Socialismo (MAS), afirmó que los ministros Juan Ramón de la Quintana, Alfredo Rada y Walker San Miguel buscan defenestrar al Presidente con la falsa izquierda tradicional. En su tradicional lenguaje lleno de modismo altiplánico, aseguró que el ministro Quintana es el ideólogo para que desde el Poder Ejecutivo se rechace las autonomías regionales en el país. Para Escobar, la autonomía es un reflejo de la lucha social que fue apoyada por los aymaras hace mucho tiempo atrás, cuando luchó Zárate Villca un aymara junto al general José Manuel Pando, por lo tanto el Presidente que se considera aymara debería supuestamente apoyarla. "Quienes le han jodido a Evo: (Álvaro García) Linera, (Juan Ramón) Quintana y (Alfredo) Rada", dijo al expresar que el Presidente debe echarlos de su entorno a los dos últimos porque son enemigos de las autonomías al igual que el vicepresidente, a quien no puede botarlo porque fue elegido por el voto popular. García Linera sería el generador de la teoría de asfixiar a la supuesta oligarquía cruceña, además de tener la visión de que los aymaras deben terminar con los blancoides. Agrega que el Presidente aún puede dar un viraje de 180 grados para aceptar las autonomías porque caso contrario se lamentaría su salida del Palacio Quemado. "La salvación del Evo es que los bote hoy día (por ayer) al Quintana, Rada y San Miguel. Cómo que la gente que nada tiene que ver con el MAS se ha metido con el MAS, es para joderlo al Evo y van a joder al país porque la caída del Evo sería una frustración para todos los bolivianos y eso es muy jodido, eso hay que cuidar", dijo.