Páginas vistas en total

martes, 25 de marzo de 2008

otra vez en emergencia

los guardias de seguridad física dicen que fueron burlados.Policías del Batallón de Seguridad Física (BSF) de Cochabamba se declararon este martes nuevamente en emergencia, emplazando al Comando General de la Policía a honrar el convenio firmado con este sector en esta capital el pasado 12 de marzo. Tras denunciar persecución, seguimiento, amenazas y memorándums de cambio de destino, los uniformados de esta unidad policial que hace dos semana estuvieron por 15 días amotinados exigiendo mejoras salariales, volvieron a advertir con un nuevo motín y huelga de hambre ante el incumplimiento de los compromisos. Luego de dar un plazo de nueve horas para dar cumplimiento al convenio, los efectivos junto con sus familiares volvieron a ocupar su cuartel en la céntrica plaza de San Antonio, denunciando que muchos de los policías que participaron activamente del conflicto anterior hoy son víctimas de seguimientos por personal de inteligencia, permanente hostigamiento y hasta amenazas de muerte mediante llamadas telefónicas anónimas. "Personal de inteligencia, están tras de mi, me amenazan, estamos viviendo como en gobierno de facto, el General dispone de un memorándum para cambio de destino a Pando de un camarada, sin viáticos cuando el viaje a esa ciudad es sólo por avión", denunció el policía Jhonny Romero. Dijo que las amenazas son coincidentes a todos los que participaron de ese movimiento y que pese a la firma de un acuerdo donde se establece dejar sin efecto represalias en su contra, se vulnera ese aspecto. "No es posible que se hagan la burla, estamos en emergencia a nivel nacional y vamos a retornar con las movilizaciones", precisó al indicar que otros de sus camaradas del interior del país igualmente sufren amenazas."Volveremos a la lucha. No es justo que se hagan la burla de la Iglesia, del Defensor del Pueblo, pareciera que los comandantes no piensan", dijo al insistir que desde este miércoles si no son atendidos volverían a la huelga de hambre, entre otras medidas de presión. La noticia viene de ANF