Páginas vistas en total

miércoles, 22 de octubre de 2014

ERBOL actualiza. Evo ordenó la masacre de Chaparina, Llorenti la ejecutó. recopila el portal de emisoras populares, toda la información sobre este tema, justamente ahora que Bolivia obtiene un asiento nada menos que en el Consejo de los DDHH de la ONU.

El presidente Evo Morales aseguró este miércoles que él y Sacha Llorenti, exministro de Gobierno, no sabían de la represión policial que se registró el domingo 25 de septiembre de 2011, en la localidad de Chaparina, en contra de la VIII marcha de indígenas en defensa del Tipnis (Territorio indígena Parque Nacional Isiboro Sécure).
yo no fuí...fue el otro...
El Presidente relató que ese día, desde el aeropuerto de Chimoré, se comunicó con Sacha para preguntarle “¿Qué novedades?”. El entonces Ministro le habría respondido que “un grupo de indígenas están atacando a los policías. Cuidado con los problemas, días antes agredieron al Canciller”.
Morales recordó que el ministro de Relaciones Exteriores, David Choquehuanca, fue tomado rehén por los indígenas antes de la represión. “¿Por qué para el Canciller no hay justicia?”, cuestionó. Al respecto, activistas, entre ellos Waldo Albarracín, denunciaron en 2013 que el Gobierno infiltró a policías en la marcha para secuestrar al canciller Choquehuanca y culpar a los indígenas. Revelaron con fotos que la policía Angélica Dayana Cáceres Ramírez estaba en las filas de los marchistas.
Morales siguió su relato. “Llegué al aeropuerto, preguntaba, nadie sabía, recién el Vicepresidente se había informado que había este problema. Ni sabía Evo ni, sabia el ministro (Llorenti). El Vicepresidente creo que por algún medio de comunicación se ha enterado de este tema”.
Álvaro García Linera señaló que ese domingo a las 16.00 se enteró de la represión por la llamada de un periodista. En una entrevista con Cadena A, señaló que estaba con su esposa al momento de recibir la información, no obstante, se casó con Claudia Fernández un año después.  
Llorenti aseveró, a La Razón, que estaba en su casa cuando el Vicepresidente le llamó para informarle sobre la represión.
 
En su declaración ante la Fiscalía sobre este tema, la exministra de Defensa, Cecilia Chacón, reveló que alrededor de las 20.00 a 21.00 del 25 de septiembre fue a la residencia presidencial donde estaban reunidos Llorenti, García Linera, Morales, el ministro Carlos Romero, el viceministro César Navarro y el canciller David Choquehuanca”. Recordó que Sacha estaba al teléfono recibiendo información de lo que sucedía en Beni.
García reconoció que a las 20.00 sí hubo tal reunión en la cual los ministros recibían información de lo que ocurría en Chaparina.
Cuatro días después de la represión, el Vicepresidente aseguró saber quién había dado la orden para la represión a indígenas, pero nunca publicó el nombre.
Muñoz afirmó que recibió 30 mil bolivianos del chofer Llorenti para financiar la intervención; mientras que Farfán y Villegas manifestaron que advirtieron a Sacha que la Policía no quería hacer el operativo por falta de condiciones para el mismo, pero el entonces Ministro les instruyó ofrecer condecoraciones a los uniformados para que acepten.      
Evo contento con la eliminación de los tipnistas
Morales aseguró que estar “muy contento” con el resultado de las elecciones. “Eso dice todo, los tipnistas se han eliminado, sin sigla, por lo menos debían barrer (con la votación) en donde marcharon”, dijo el Presiente al momento de recordar que su partido ganó los comicios con porcentajes mayores al 70% en este territorio.
El Partido Verde, cuyo candidato era Fernando Vargas, uno de los líderes de la marcha, perdió su personería jurídica al no alcanzar el 3% de los votos válidos el 12 octubre pasado.
 
El Primer Mandatario sostuvo además que la movilización de 2011 tenía un carácter “político”. “No era defensa del medio ambiente era una marcha netamente política”, aseveró.
Recordó que los opositores lo desafiaron a hacer campaña electoral en el Tipnis y en Caranavi, donde hubo dos protestantes muertos en la gestión de Sacha Llorenti. Indicó que no se presentó en estas regiones para hacer proselitismo, pero igual venció en la votación.