Páginas vistas en total

miércoles, 25 de junio de 2014

menos mal. Antonio De Leo salió por los fueros. Aclara que el 97% de la coca de El Chapare es ilegal. casi toda la coca cochabamba a la COCAINA. como le criticamos antes, felicitamos ahora al funcionario. 16 mil toneladas a la piichicata. un duro golpe, un revés

El representante de la UNODC en Bolivia, Antonino De Leo, dijo hoy que la producción potencial de coca en el trópico de Cochabamba es de 17.000 toneladas métricas y de ellas sólo 1.377 tm se comercializaron –al menos en la gestión 2013– en el mercado legal de Sacaba. Mientras los restantes 15.623 tm tienen un destino desconocido.


En porcentajes, esos 1.377 tm de coca que se comercializaron en el mercado de Sacaba solamente representan el 8,1% y los restantes 15.623 tm, que significan el 91,9% (casi el 92%), no pasaron por ese punto de venta legal de la hoja verde.
De Leo, en entrevista con ERBOL Radio, afirmó que el “desvío de coca a mercados ilegales o para fines ilícitos es una preocupación de todos los actores” involucrados en el tema. Y según el estudio de UNODC, lo que se sabe con seguridad es que en la gestión pasada, 19.149 tm de coca fueron comercializadas en los dos mercados legales de Bolivia, que están instalados en Villa Fátima (La Paz) y en Sacaba (Cochabamba).
“Pero de esos 19.149, el 93% se comercializó en Villa Fátima; y sólo 1.377 toneladas métricas se comercializaron en el mercado de Sacaba, que (representa) el 7%. Estos datos importantes nos proporcionaron en Digcoin (Dirección General de la Hoja de Coca e Industrialización)”, explicó.
Agregó que en el estudio de UNODC también se puede comparar la producción potencial del trópico de Cochabamba y restarle la cantidad de coca que se comercializó en el mercado de Sacaba. 
“Habría que restarle la cantidad que se comercializó, que es equivalente al 7 por ciento. Se sabe que 1.377 toneladas métricas se comercializaron en el mercado de Sacaba en el 2013, (...) nosotros como parte de nuestro estudio, también estimamos la producción potencial por cada región y en el caso del trópico de Cochabamba, llegamos a 17.000 toneladas métricas de producción de hoja de coca secada al sol durante el mismo año”, ratificó.
Sin embargo, aclaró que no se puede decir con certidumbre cuál es la cantidad de coca que se desvía exclusivamente con fines ilícitos, porque para ello se necesitan investigaciones con bases empíricas serias y que todavía no se llevaron a cabo.
“Hay que entender las dinámicas, puede ser también que lo que se vende por mercados lícitos, tampoco luego se utilicen para fines lícitos o al revés, es decir, también puede pasar que lo vendido por mercados no autorizados se utilice para fines lícitos”, enfatizó.
Advirtió la necesidad de fortalecer el control en los mercados legales establecidos en el país y así tener un mejor conocimiento del destino final de la coca  y del uso que se hace de la hoja que se vende a través de los mercados legales.
“Después hay que hacer  una investigación científica para entender el agujero negro de los mercados ilegales o desvío de la hoja de coca con fines ilícitos y su transformación en cocaína”, aseveró.
Con dichos argumentos, De Leo no quiso aventurarse en ninguna especulación.
Más datos 
A nivel nacional, se redujo la superficie cultivada de coca de 25.300 hectáreas registradas en 2012 a 23.000 en 2013. 
La tendencia, al menos entre 2010 y 2013, es que los cultivos de coca bajaron de manera continua (en total 8.000 hectáreas en dicho periodo de análisis).
En 2006 se tenían 27.500 hectáreas de coca; en 2007 la cifra aumentó a 28.900; en 2008 continuó en ascenso llegando a 30.500 hectáreas; en 2009 el panorama fue igual porque nuevamente creció hasta 30.900 hectáreas; y finalmente en 2010 se alcanzó un tome máximo de 31.000 hectáreas.
En realidad, entre 2006 (cuando empezó a gobernar Evo Morales) y 2010 se registró una tendencia de incremento de la superficie cultivada de coca en Bolivia. 
Aunque en 2013, los cultivos de coca en el país fueron las más bajas registradas desde 2002. “En verdad se trata de un record histórico”, enfatizó el representante de la UNODC en Bolivia.