Páginas vistas en total

lunes, 19 de mayo de 2014

Chile exhibe nervios y acelerada desproporción en las reacciones frente a la demanda boliviana ante la Corte de Justicia. Carlos Mesa recuerda que Chile tiene plazo hasta julio para presentar su actuación en La Haya.

En una entrevista con la red Patria Nueva, Mesa aludió la recomendación que hicieron los ex presidentes de Chile a la actual mandataria,Michelle Bachelet, de impugnar la competencia de la CIJ, tema que según medios chilenos está en análisis.
“(Impugnar la competencia de la CIJ) eso sería un error por parte de Chile, creo que Chile no debería llevar adelante una medida de esa naturaleza, mi impresión es que el juicio presentado ante la Corte Internacional de Justicia por parte de Bolivia es absolutamente consistente y no veo razón alguna para que la Corte considerará aceptar esta incompetencia”, afirmó.


A su juicio, el análisis de esa posible excepción de competencia demuestra que Chile “no tiene ninguna voluntad política” para resolver el diferendo marítimo con Bolivia.
El ex presidente boliviano consideró que en caso de que Chile impugne la competencia de la CIJ se arriesga a tener un doble problema porque consideró que en caso de que la Corte rechace esa excepción, “ese país tendría una derrota previa a lo que será el fallo final”.
Subrayó también que si Chile plantea la excepción de competencia, la CIJ puede optar por anunciar que fallará sobre la competencia simultáneamente al fallo final de la demanda marítima o, de lo contrario, aceptar iniciar el proceso y pedir a las partes la argumentación en el caso de la competencia o incompetencia.
“Eso significaría que Chile presenta su excepción de incompetencia y la Corte le da a Bolivia la oportunidad de presentar su propia argumentación para justificar la incompetencia”, agregó.
Recordó que Chile tiene hasta el 14 de julio próximo para presentar esa incompetencia y manifestó que le impresiona que la acción boliviana genere “preocupación, nervios y una cierta desproporción en las reacciones de parte de las principales ex autoridades chilenas”.
El 15 de abril pasado, el jefe de Estado entregó la memoria de la demanda marítima ante la CIJ, tras anunciar en marzo de 2011 la decisión de Bolivia de demandar a Chile ante un tribunal internacional para que restituya al país su cualidad marítima, tras sostener con Santiago un diálogo sin resultados sobre ese tema, en el marco de una agenda de 13 puntos acordada en 2006.
Bolivia demandó a Chile ante La Haya para que emita un fallo que obligue a Chile a negociar la entrega de una salida soberana al mar.