Páginas vistas en total

lunes, 25 de noviembre de 2013

reclama por el olvido hacia el sector de jubilados que comete Evo, cuando les discrimina del Aguinaldo Dos. los jubilados son los que sufren, los que más necesitan, no les alcanza para vivir, sino para morir. su palabra debe ser atendida.

GOBIERNO OLVIDA CONTRIBUCION DE JUBILADOS
Hugo Bilbao La Vieja A.


Una sociedad-un gobierno-que solo piensa que la generación actual de trabajadores, públicos o privados, es la única merecedora al reconocimiento nacional por el solo hecho de su ejercicio contemporáneo, olvidan, deliberada o conscientemente, la invalorable contribución de hombres y mujeres que en el próximo pasado entregaron al país lo mejor de su esfuerzo y capacidad, su vida integra, quizás con mayor significación, generosidad y sacrificio, no puede menos que calificarse como una conducta gubernamental vejatoria, inequitativa, desleal e ingrata, sobre todo carente del mejor atributo que se puede esperar de un gobierno: Justicia distributiva en lo económico conciencial y moral de los pueblos respetuosos a la venerable gente mayor, mal grado de su verdadera dimensión social y humana tantas veces ignorada por la sociedad y el avieso mal agradecimiento de los detentadores del poder.

Lo del doble aguinaldo es una muestra palmaria del no importismo a los viejos luchadores patrios y es una demostración clara para entender que al gobierno realmente no le interesa la gente de la tercera edad, aunque siempre se sirve de ella reclamando su voto con ilusorias promesas electorales incumplidas, dice por ello que solo los que producen tienen derecho a gozar de las liberalidades de la actual bonanza económica hidrocarburífera como si todos aquellos antiguos servidores no hubiesen dado nada de nada al país.  Dicen también que los jubilados tienen la RENTA DIGNIDAD (Bs. 200) y que con ello estarían compensados económicamente en relación con el doble aguinaldo, falacia mayúscula e injusta, pues a los jubilados actualmente se los estaría considerando simple y llanamente como parásitos de la sociedad en la que todavía existen, sin considerar que en su juventud y madurez dieron todo cuanto de bolivianismo atesoran hasta hoy. 

Los jubilados (Viejos servidores por antonomasia)sufren mayores calamidades en su salud, alimentación, impuestos, etc junto a sus familias, sus magros ingresos como “rentistas”, palabra exaltada como argumento para negarles el segundo aguinaldo, no les alcanza en verdad para vivir sino para no morir, toda vez que en Bolivia, como todos saben la jubilación jamás es un premio a la ofrenda vitalicia de quienes han trabajado por la patria con dignidad, honradez  y esfuerzo permanente, sino un castigo que jamás llega al 100 %  de su antiguo salario activo porque además conlleva la mezquina prescindencia de que los viejos trabajadores existen todavía en el planeta debido a la ostensible marginalidad de los intereses de quienes creen ostentar el exclusivo derecho de borrarlos y/o excluirlos  de los beneficios que en una democracia real debieran ser universales para ser realmente justos, pues como reza aquel clamoroso mandato bíblico : “Solo se posee bien aquello que se comparte”.

Justicia es dar lo que por derecho pertenece al que más necesita y los jubilados transitan precisamente ese camino…..

                                                                                                                                              El autor es Abogado