Páginas vistas en total

sábado, 13 de abril de 2013

verguenza nacional. que Brasil demande la liberación de 12 personas detenidas sin base legal en Oruro, y que la Justicia no tenga otra salida que excarcelarlos. muestra clara del falso e ineficiente accionar de la Justicia


La Embajada de Brasil en Bolivia denunció ayer que a casi dos meses de haberse producido la muerte de Kevin Beltrán, durante un partido de la Copa Libertadores entre San José y Corinthians, no hay avances en las pesquisas del caso que involucra a 12 hinchas de ese club brasileño.
diplomático Eduardo Saboya. Brasil pide inmediata excarcelación de 12 brasileños
Denunció que el fiscal asignado fue cambiado y las audiencias se suspendieron, al igual que la inspección ocular, contraviniendo “el espíritu de la presunción de inocencia y el debido proceso”.
“Hemos llegado a la conclusión de que los 12 brasileños detenidos en Oruro nada tuvieron que ver con ese trágico incidente (…) por lo que queremos que salgan libres ya”, dijo Eduardo Saboya, encargado de Negocios de la legación diplomática en la sede de gobierno, apoyado en un video que mostró en rueda de prensa.
“Nos preocupa que pasen dos meses y no haya avances. La imputación que hicieron a los 12 brasileños es una imputación sin precedentes. Quien tiene que presentar pruebas o indicios es la acusación (la Fiscalía) y eso nunca se ha hecho; nosotros sabemos que en Bolivia hay un plazo de seis meses para la investigación, nos parece muy largo, esperamos que eso se resuelva ya”, dijo el diplomático.
Los 12 hinchas brasileños se encuentran detenidos en la ciudad de Oruro desde el pasado 20 de febrero, noche en que una bengala terminó con la vida del joven Kevin Beltrán. En Brasil, un muchacho de 17 años se atribuyó el hecho, el mismo que está siendo juzgado en su país.
El Ministerio Público acusa a dos hinchas del “Timao” de disparar premeditadamente una bengala que mató a a Beltrán. Otros 10 están presos como cómplices.
“Lamentamos el hecho de que estén dos meses en la cárcel imputados por algo que nos parece exagerado, un homicidio doloso, con intencionalidad”, reclamó.
Saboya demandó especialmente “que se respete el espíritu de la presunción de inocencia y el debido proceso”.
Al respecto, según la página digital Oxígeno, la defensa de los 12 detenidos presentó varios videos a la prensa nacional, con los cuales aseguran que ninguno de los detenidos tuvo que ver con el hecho, pero también denunciaron que la Fiscalía que atiende el caso no tomó en cuenta hasta ahora estas imágenes.
Dentro de este material, se muestra que cinco de los 12 detenidos no se encontraban dentro del estadio cuando ocurrió el hecho, mientras que el presunto responsable estuvo en el Jesús Bermúdez hasta la conclusión del partido.
“Desde el comienzo dijimos: ‘hay que verificar los hechos, hay que apurar las responsabilidades y no queremos impunidad’. A partir de la confesión de un menor en Brasil, hemos llegado a la conclusión de que los 12 brasileños que están detenidos en Oruro nada tuvieron que ver con este trágico accidente”, añadió Saboya.
El Ministro encargado de Negocios de le Embajada de Brasil también afirmó que el autor confeso es investigado y será debidamente sancionado, pero al ser menor de edad, aún no puede ir a la cárcel.
“Mientras tanto, en Brasil sí hay un proceso que se sigue, donde hubo peritaje, donde se escuchó a la persona que confesó, están investigando la posibilidad de que otros hayan concurrido también a ese hecho”, contrastó.
Pero descartó cualquier traslado a Bolivia. “Sólo se extraditan extranjeros, si un boliviano comete un crimen acá y huye a Brasil, entonces Bolivia puede pedir su extradición a Bolivia”, precisó.
Preocupación
• El diplomático brasileño reconoció que sus connacionales reciben buen trato en la cárcel de San Pedro en la ciudad de Oruro donde guardan detención. “La relación carcelaria es correcta, pero de los otros temas estamos muy preocupados”, indicó.
• Aclaró que, al interceder por sus compatriotas, su intención no es interferir en la justicia boliviana, sino las actuaciones como Embajada se enmarcan en “acelerar el proceso y el respeto de los derechos de los detenidos”.