Páginas vistas en total

jueves, 22 de noviembre de 2012

lamentable que la desaparición de Zarlet Clavijo, menor de edad hasta hace días esté dando lugar a tantas especulaciones. sentimos por ella y sus padres sometidos a esta pesadilla por obra de malhechores que pretender extorsionar y lucrar con el dolor humano!

Ever Clavijo y su hija Zarlet desaparecida en Cochabamba

El Ministerio de Gobierno presume que Zarlet Clavijo rehizo su vida y tiene dudas de que esté en manos de proxenetas. Además de los datos que difundió en los últimos días, dicha repartición accedió a un informe elaborado por un psicólogo chileno sobre la joven, en el que sostiene que ella pudo haber cambiado de identidad para vivir en otro sitio. Sin embargo, la madre de la adolescente, Marcela Martínez, rechazó aquella versión y aseguró que el de su hija es un caso de trata y tráfico relacionado con el narcotrático.

El Ministerio de Gobierno tiene un resumen con los elementos sobresalientes de la investigación sobre la desaparición de la Zarlet Clavijo, el pasado cuatro de junio. En él se hace un repaso sobre las acciones policiales, las hipótesis con que se abordaron el caso y el informe del psicólgo chileno que, según la repartición estatal, habría hecho el trabajo a solicitud de la señora Martínez.

El párrafo señala: “…se sugiere elaborar un examen psicológico (IDIF-FELCC) que nos pueda orientar en la investigación, ya que en la documentación secuestrada al chileno José Aqueveque, existe la fotocopia de un informe realizado por un psicólogo chileno contratado por la madre de Zarlet en el que llega a la siguiente conclusión:”.

Fuentes de ese despacho explicaron a este medio que las fuerzas policiales hicieron seguimiento de la presencia del chileno de apellido Aqueveque, quien llegó para hacer trabajos sobre la desaparición de Zarlet.

En el se recupera una parte de la fotocopia del informe del psicólogo, quien comenta que Zarlet “pudo haber tomado la medida de rehacer su vida, con una nueva identidad , en un supuesto nuevo lugar”, como consecuencia de las “problemáticas de autoestima como sus conflictos emocionales y una falta de límites que la llevaron "a un camino de autoagresión reuniéndose con supuestos amigos".

El siguiente párrafo del informe indica que “Zarlet no es víctima de una red de trata de blancas, o de prostitución infantil”, además “se estima que su desaparición es voluntaria", pero también admite que "no se conoce alguien de sus entorno que logísticamente pueda mantener una ausencia tan larga; tampoco se evidencia una preparación previa para un tiempo tan prolongado de parte de Zarlet”.

La respuesta de la madre

Marcela Martínez, la madre de la joven, informó que ella no presentó oficialmente los informes de sus investigadores chilenos  porque se “implica a la Policía boliviana en los casos de trata y tráfico, entonces por eso yo no he visto por conveniente presentar formalmente porque mi objetivo no es involucrar a una institución. Mi objetivo es encontrar a mi hija”, dijo en contacto con el periódico digital Oxígeno.

Sin embargo, precisó que esa versión no puede ser considerada una prueba legal y recordó que su hija está desaparecida y que ha sido secuestrada. De hecho dijo que el objetivo fundamental es encontrar a Zarlet más que generar especulaciones.

“Yo entiendo que la prioridad de este gobierno sea desvirtuar el que gente de su partido (MAS) esté involucrada en trata y tráfico de personas y que además sean cocaleros, y que este delito además esté relacionado al narcotráfico”, declaró.

Cuando se le pidió más datos sobre el tema del narcotráfico, ella respondió: “Eso es lo que dice Juan Cruz Maquera”, quien fue aprehendido por la policía y remitido a San Pedro preventivamente.

“Dijo que la tendría (a Zarlet) un grupo de narcotraficantes, que a la cabeza estaría un narcotraficante denominado “El Sapo”, simplemente dijo que la directora jurídica del Ministerio de Gobierno le dijo que si es el (El Sapo) mejor no se meta porque es muy peligroso”, sostuvo Martínez.

La progenitora de la joven desaparecida demandó que sea considerado un asunto prioritario dar con el paradero de su hija, “en lugar de sacar cosas que no tiene nada que ver, además, mi hija al momento del secuestro era menor de edad”.

La familia de Zarlet, este martes, presentó la solicitud para que la fiscal asignada al caso pueda tomar declaraciones a Juan Cruz Maquera pero dentro del caso de la desaparición de la menor que es considerado por la madre como privación de libertad y trata y tráfico de menores.