Páginas vistas en total

lunes, 17 de septiembre de 2012

en proocura de la dignidad cultural perdida expone algunos de los proyectos que deberían emprenderse sin demora Gastón Cornejo que ofrece un inventario de la actividad cultural valluna

Nuestra ciudad va progresando… en edificios, en parque automotor, en jardines de infantes, se embellece de flores y habitantes. Mas carece de cultura ciudadana. El enojo y los insultos afloran a la menor molestia, los bocinazos asustan a los transeúntes, los vehículos agreden por doquier, la polución es manifiesta con basurales y humo antes jamás conocidos, los cleferos dominan la Colina y el río Rocha, los loteadores se apoderan del Parque de la Media Luna del Tunari y otros predios, ni hablar del lavado de dólares y el narcotráfico, manifiestos. En repositorios de bienes culturales estamos mucho más lejos que los otros departamentos, se verificó la sustracción, sin proceso hasta el presente, de archivos históricos documentales, de preseas y pinturas premiadas en la Casa de las Culturas, la extracción de las placas de bronce de múltiples monumentos urbanos. En suma, las falencias ganan a las bondades. 

Sin embargo, hay signos premonitorios positivos: la restauración el templo primario de Santa Teresa por el arquitecto Moscoso, el bello concierto de Carmina Burana que revela la virtud musical de nuestra juventud, el Museo Alcides D´Orbigni de Ciencias Naturales, las actividades culturales de la Fundación Patiño, muchas obras enaltecidas del Oficial Superior de Cultura y Patrimonio, Max Munckel en la Alcaldía como “Resquicios”, la restauración del monumento de las Heroínas lesionado por orden de anteriores irresponsables, el aporte cultural del Directorio del Club Social Cochabamba dirigido por su presidente Eduardo Lezama, la reactivación de la Sociedad de Geografía, Historia de Cochabamba presidido por el historiador Gustavo Rodríguez, la Orquesta Juvenil del Instituto “Laredo”, el Conservatorio “Teófilo Vargas”; las voces magníficas de Paola Alcocer y Katia Escalera; la concertista en piano de valor internacional Marianela Aparicio; Teresa Laredo con su pedagogía musical y los trabajos literarios de los miembros de la Unión de Poetas y Escritores: Rosario Urquieta, Rosario Mostajo M., Gaby Vallejo, Óscar Arze Q., Guillermo Razo, etc. 

Mas continuamos en déficit; por ello hemos soñado en la creación de grandes proyectos: Construcción, obligada por norma legislativa, del Archivo Histórico de la Gobernación. Reconstrucción de la Iglesia de La Matriz. Restauración de la Casona de Gil de Gumucio. Rescate municipal del cine Ópera. Creación del museo de Historia Militar. Creación del Museo de Historia y Antropología titulado “Martha Urquidi Anaya” en homenaje meritorio. Ampliación del Museo de Historia de la Medicina. Mantenimiento del Museo Convento de Santa Teresa e inclusión cultural de la Plaza Granado y el exColegio Mejillones aledaños, espacios donde se cuiden los bienes histórico-culturales, se imparta educación histórica en pos del desarrollo y progreso y se injerte valores de autoestima en la conciencia cívica del pueblo adormilado. Los espacios se llenarían de inicio con la Galería de Retratos de los exPrefectos, con donaciones, exposiciones pictóricas. Finalmente, debe crearse la Editorial subvencionada de libros. Serán regalos absolutamente factibles a la juventud cochabambina y a la imagen cultural de Cochabamba, corazón de Bolivia; pero que dependen de las autoridades municipales y la Gobernación. Nos devolverán la dignidad cultural perdida.