Páginas vistas en total

lunes, 30 de julio de 2012

con justa indignación Gastón Cornejo alza su voz de protesta contra la Alcaldía y la Gobernación por el repetido asaldo al Monumento de La Coronilla de Cochabamba

Heroínas. Nuevamente la Oficialía Superior de Cultura denuncia el asalto al monumento de Pietro Piraíno en la Coronilla. El Gobernador y el Alcalde tienen una Espada de Damocles sobre el cuello por no cumplir la Ley Nº 3468 del 13 de septiembre de 2006: Conservación, mejoramiento y restauración del Monumento a las Heroínas, del Monumento a las Armas y de toda la Colina de San Sebastián. 

El Presidente, el Gabinete y los parlamentarios se hicieron mofa de la sugerencia de un DS elaborado por la Sociedad de Geografía e Historia Cochabamba, que en su Artículo 2º señalaba: “El Gobierno Municipal conforme a sus atribuciones, con la participación coordinada de la Gobernación y autoridades de Medio Ambiente y Turismo, procederán de forma inmediata a la desocupación, saneamiento y ornato de la Colina histórica, a elaborar un plan de acción urbanístico-arquitectónico y de promoción turística”. Existe preocupación ciudadana acerca del abandono que por mucho tiempo se ha mantenido el escenario de la acción heroica, convertido en el hábitat de delincuentes y personas que cayeron en el vicio abandonados a su suerte y encuevados en ese lugar peligroso para propios y extraños.

Concierto Lírico. La Sociedad Filarmónica Cochabamba organizó una noche de “Opera Pizzicata” en el Teatro Achá. Diez y siete piezas de Ópera cantadas por selectas artistas del canto lírico: Katia Escalera, Paola Alcócer, Alejandra González, Camila Meneses, Joan Miranda y el piano de José Coca Loza. Todas las voces bellísimas en vibrante y melodioso sonido; destacada sobre todo, en maestría y plenitud musical la soprano Katia Escalera cuya belleza vocal, presencia escénica natural y sensibilidad musical conmueven por lo extraordinario de su canto. También sus discípulos, particularmente Paola Alcocer cuya belleza física es deslumbrante, poseedora de una voz de soprano muy rica en tonalidades, cálida expresividad y dulzura tonal. Estas notables cultoras del arte lírico también actuaron en el teatro del Colegio Laredo con la Ópera de Puccini “Sour Angélica”, otro acontecimiento más, para el selecto ambiente cultural de nuestro valle. 

Jorge Calvimontes. Le escribí al gran poeta boliviano residente en México. Tengo el honor de presentarme a usted luego de conocer la entrevista que le efectuara el artista y diplomático José Rodríguez, de escuchar de viva voz sus evocaciones, de recitar su magnífico verso: “La Fogata de San Juan”. Su ideología plasmada en poesía me conmueve así como su conmovedor relato. Le envío todo el afecto posible desde Cochabamba, Bolivia. Él respondió con una nobleza elocuente.

Jorge Ruiz. Dejó de existir el destacado cineasta que relievó a la clase marginada en su mensaje humanista. Ramón Rocha Monroy sugirió una pensión vitalicia para los premios nacionales de cultura, que lleve su nombre. Los parlamentarios tendrían que secundar esta importante iniciativa para atenuar un poco su gran tropiezo histórico al aprobar la inicua Ley 222. 

Autonomía de la UMSS. Se olvidó, en el 81 aniversario, a los ciudadanos pioneros que ejecutaron esta norma sagrada: Carlos Blanco Galindo, Arturo Urquidi Morales, Alberto Cornejo Soliz, Ricardo Anaya, José Antonio Arze y una pléyade de académicos de jerarquía intelectual. 

El Rector denunció intenciones intervencionistas del Gobierno central. Aplausos a nombre de esos seres egregios pioneros de la libertad del pensamiento y de la ética académica.