Páginas vistas en total

martes, 1 de mayo de 2012

Manfred no fue autorizado a llegar a Bolivia para participar en el sepelio de su madre Rosario Bacigalupi que transcurrió entre el dolor de parientes y amigos numerosos (Opinion de CB.)


Rosario Bacigalupi, madre de Manfred Reyes Villa, fue enterrada al promediar el medio día en el Cementerio General de Cochabamba, junto a los restos de su esposo (Gral. Armando Reyes Villa) en el mausoleo familiar, despejando así especulaciones sobre que podría ser trasladada a otro país.

Rosario dejó establecido que quería ser enterrada junto a sus seres queridos en el cementerio que su hijo embelleció para todos los cochabambinos, y que ahí en un futuro será visitada por toda su familia incluyendo a su hijo Manfred. La misa de cuerpo presente se raalizó a las 10.00 de este martes, a las 11.15 partió el cortejo fúnebre y a las 12.00 fue sepultada en medio del dolor de sus familiares ante la ausencia obligada de Manfred Reyes Villa.
En declaración conjunta, los senadores y diputados de PPB-Convergencia Nacional, Lenny Zaconeta, Gladys Prieto, Nevenka Grajeda, Norma Piérola, Mauricio Muñoz, David Mejía, Apolinar Rivera, se adhirieron al dolor que embarga a la familia Reyes Villa Bacigalupi por la irreparable pérdida de su madre.
Los legisladores hicieron llegar a toda la familia de Manfred sus condolencias y solidaridad, pidiendo a Dios paz, consuelo y resignación en estos momentos difíciles.
Asimismo, lamentaron la difícil situación por la que muchos bolivianos tienen que vivir hoy en día fruto de la persecución y judicialización de la política que ha impuesto el régimen del Presidente Evo Morales. “En la conciencia de Evo y sus correligionarios políticos está el hecho de saber que hay miles de Bolivianos separados por la fuerza, Padres e hijos, Madres e hijos, que no pueden estar juntos y deben enterrar solos a sus seres queridos en ausencia de sus familias”, dijo el diputado Mauricio Muñoz.
Le pedimos a los Bolivianos respetar este momento de dolor de nuestro Líder Nacional, así como les pedimos luchar juntos para que nunca nadie más tenga que sufrir separaciones a la fuerza de la familia, luchemos juntos por que vuelva la democracia a Bolivia, vuelva el estado de derecho, vuelva el derecho a disentir y a pensar diferente. Manfred es un perseguido político, forzado y obligado al autoexilio por este régimen de gobierno como muchos otros miles de bolivianos, finalizo Muñoz.