Páginas vistas en total

miércoles, 25 de agosto de 2010


cuánto le habrán pagado?
causó estupor en la población la conducta de una jueza parcializada

Intentar arrojar a una mujer desde la ventana de un segundo piso no es tentativa de homicidio para la jueza de Instrucción Cautelar de Quillacollo, Patricia Torrico. Ofender a los policías, que son funcionarios públicos, tampoco es desacato para la misma jueza.
En la audiencia de medidas cautelares del ex fiscal de distrito de Cochabamba, César Cartagena, ocurrió lo inesperado. La fiscal Litzy Torrico pidió la detención preventiva del ex fiscal de distrito alegando que con probabilidad es autor de los delitos de tentativa de homicidio, desacato, resistencia a la autoridad, lesiones y amenazas. Sin embargo, la jueza Patricia Torrico le otorgó la libertad a Cartagena con medidas sustitutivas, porque según ella no hay riesgo de fuga ni de obstaculización de las investigaciones, ignorando las presiones que existen de por medio.
Para colmo, ordenó que se procese disciplinariamente a la fiscal Litzy Torrico y a los policías que investigaron el caso, porque “no habrían realizado su trabajo con objetividad”. Acotó que no hay elementos para imputar a Cartagena por tentativa de homicidio ni por desacato y el proceso sólo seguirá adelante por resistencia a la autoridad y las lesiones, provocadas a su esposa y a su hija.
La jueza consideró que las lesiones del cabo Jimmy Castillo fueron producto de “un accidente”, olvidando que el policía le arrebató el arma al ex fiscal y que éste lo tomó del cuello para recuperarla de nuevo y que fue en ese forcejeo que resultó herido el policía.
ABOGADOS Los abogados de César Cartagena fueron Moisés Kestebaum, Arturo Alcoba. También estaba junto a él Edson Almanza, un ex fiscal destituido por la Inspectoría.
Como única medida sustitutiva, la jueza Patricia Torrico le ordenó a Cartagena que no vuelva a su casa y que no se acerque a su esposa Alicia Jaldín ni a su hija de 16 años.
DECLARACIÓN La hija de Cartagena, que no desistió de su denuncia, dice:  “Mi madre se apoyó a la ventana y mi padre, César Cartagena, se paró y quiso empujarla, asustada le grité ¡papi qué te pasa! él la golpeó dándole un puñete en su rostro, yo corrí le agarré sus brazos pero él me mordió en mi brazo... me agarró de los cabellos y siguió golpeando a mi madre... me metí y lo llevé hacia las escaleras, le dije que se fuera pero él me gritó que nos vayamos, que era su casa, un invitado intervino y mi padre me dijo que soy una mala hija, mal nacida, a mi madre le dijo p... insultó a los policías, sacó un arma y apuntó a todos los que estaban en la habitación, alegando que tenía sus matones y no sabían quién era él, golpeó a los policías, se resistió, se agarró de uno de ellos haciéndolo caer... desde que vino a vivir con nosotras nos agrede, cuando era Fiscal de Distrito no podíamos decir nada, ahora ya podemos denunciar sus maltratos”.

Fiscalía estudia procesar a jueza

El fiscal del Distrito de Cochabamba, Camilo Medina, dijo que no descarta la posibilidad de iniciar un proceso contra la jueza Patricia Torrico si es que se comprueba que no obró enmarcada en la ley.
“Es la primera vez que escucho que una jueza cautelar envía de oficio a proceso disciplinario a una fiscal y peor aún en una etapa en la que la tipificación de delitos es temporal, estoy a la espera de un informe sobre lo ocurrido porque yo estoy en Sucre y no conozco los detalles, pero si constatamos que la jueza no obró bien iniciaremos un proceso contra ella”, dijo el fiscal anoche, vía telefónica.
Por su parte, el abogado Luis Camacho lamentó el accionar de algunos oficiales de la Policía que se dieron a la tarea de intimidar a Jimmy Castillo para que no firme una querella contra César Cartagena, entre ellos el jefe cantonal de Colcapirhua, capitán Yerko Terán. El coronel Hernán Trujillo dijo que si se formaliza denuncia al respecto iniciará los procesos correspondientes.