Páginas vistas en total

domingo, 22 de marzo de 2009

los últimos esfuerzos de La Razón, por hacer entrar en razón al presidente Morales y sus ministros que hacen escarnio de la prensa libre y que formulan declaraciones y conceden entrevistas sólo a los medios oficiales. las opiniones recogidas por el matutito del equipo PRISA que ha sido vendido a los venezolanos que se someterán muy pronto a los dictados de los masistas son valiosas y no se podrán echar en saco roto:

Periodistas entrevistados por este medio coinciden en que tanto el presidente Evo Morales como sus colaboradores violan el derecho que tiene la población de estar informada, al negarse a realizar declaraciones o restringir el acceso a la información sobre la administración pública.
“La actitud del Presidente, a quien finalmente daña es a la ciudadanía, que tiene el derecho de conocer lo que está sucediendo. (El Gobierno) viola el derecho del ciudadano a ser informado porque los periodistas intermedian entre el hecho noticioso y la gente, y si uno no da información a los periodistas o sólo le da lo que les gusta, obviamente la gente va a estar mal informada”, opina Juan Cristóbal Soruco, director de la carrera de Comunicación de la Universidad Católica.
El periodista Mario Espinoza se refiere a la discriminación con que tratan los ministros de Morales a los medios medios independientes, a los que se les niega con frecuencia las entrevistas o se restringe la información. “Ellos (las autoridades) han elegido a los medios del Estado (para hablar); es lamentable el atropello a los otros periodistas y a los medios, considerando el derecho que tiene el pueblo a informarse sobre lo que se está haciendo desde la administración. Somos nosotros quienes pagamos un sueldo a los ministros para que nos digan lo que están haciendo, ahora quizá tienen razones oscuras para no informar”, afirma Espinoza.
Tuffí Aré, jefe de Redacción del diario cruceño El Deber, considera que “no deja de ser un acto de discriminación el hecho de que él (Presidente) limite el acceso al derecho a la información, a los periodistas bolivianos. Morales no tiene un cargo vinculado a actividades privadas, es el principal funcionario público y está en la obligación a rendir cuentas a todos los bolivianos”.
El periodista de Fides Nicolás Sanabria confía en que pese a las limitaciones, la prensa seguirá haciendo su trabajo. “Hay que respetar lo que quiere Morales. Que informe lo que quiera a los medios afines al Gobierno, los (otros) medios no se van a morir”.