Páginas vistas en total

martes, 17 de febrero de 2009

en Cochabamba también se celebrará el carnaval, como en Oruro, como en Santa Cruz, como en Arica, Chile...de ello se ocupa Enrique desde San Francisco, California:

EL SOL ANDINO BAILA EN ARICA
Por Enrique Bachinelo
El carnaval es una forma de convivencia familiar, un momento para compartir entre indígenas y no indígenas. Es la alegría que se desparrama por las calles sembrando colores, vueltas de arco iris y danzas, bailes y la locura de la música, que produce una especie de placer sin el que la naturaleza humana no puede pasarse. Danzantes, que imitan a los diablos del socavón de Oruro, a los tinkus del norte de Potosí, a la morenada de los yungas de La Paz o los tobas del oriente cruceño, reflejan nítidamente una alegría puesta en escena, que se celebra bajo el quemante sol de Arica-Chile. La perfección del arte consiste en ocultar el arte, por ello los danzantes llevan el rostro cubierto con máscaras que se asemejan a los mandatos de la fantasía.
Este año, el carnaval inicia su danza el viernes con comparsas (grupos de baile) y bandas de bronce en competencia, las cuales proceden principalmente de las ciudades vecinas y algunas del altiplano. También participan delegaciones invitadas de Perú y Bolivia. Cada año, las tradiciones aymaras, quechuas y de los afrodescendientes del extremo norte bajan de la cordillera al mar para dar vida al Carnaval Andino "Con la Fuerza del Sol", cuya octava versión concluye este domingo en la ciudad de Arica. El arte es difícil y la recompensa fugaz. Durante cientos de años hubo una discriminación fuerte hacia los pueblos andinos.
Hoy sus habitantes se sienten orgullosos, aceptados con el resto de la sociedad, y rememoran que son descendientes de aymaras, pueblo indígena del altiplano de Bolivia, Chile y Perú, al igual que el quechua. "Ser andino para nosotros es ser como el aire. El aire todos lo podemos respirar, sin restricciones, sin limitaciones. Es transparente, armónico, complementario. El aire no dice 'para el blanco más, para el negro menos'. No, el aire está disponible para todos. Así es el mundo andino", dice el presidente de la Federación Kimsa Suyu ("tres estados", en aymara) "Somos un pueblo tranquilo, muy modesto, que siempre ha valorado sus tradiciones, su cultura", agregó el presidente de la Confraternidad de Bailes Andinos, Luis Díaz, también descendiente aymara. El Carnaval con la Fuerza del Sol comparten la alegría contagiosa con las ciudades hermanas de Cochabamba, La Paz, Santa Cruz y Oruro - Bolivia.
La jornada inicia su coreografía con luces y colores andinos pasadas las cuatro de la tarde y finaliza cerca de las cinco de la madrugada del día siguiente. Las comparsas están integradas por niños, jóvenes y adultos mayores, que se mueven con alegría al ritmo de los instrumentos de bronce y de las tarkas, tradicionales flautas de madera. La música es una forma de soñar. El mundo está lleno de pequeñas alegrías: el arte consiste en saber distinguirlas.
Todos los grupos se presentan tres días para el deleite de los miles de asistentes, muchos de ellos turistas chilenos y extranjeros, que observan embelesados el paso de los carnavaleros. En total, es un par de kilómetros de circuito en el borde costero de la ciudad, trayecto que remata en las faldas del emblemático monumento natural Morro de Arica, que paradójicamente, recuerda hitos militares de la Guerra del Pacífico librada entre 1879 y 1883 contra Perú y Bolivia, país que perdió entonces su salida soberana al océano Pacífico. A través de los bailes, la música y la energía que les da la hoja sagrada de los pueblos andinos, le agradecen a la Madre Tierra y al Padre Sol y le piden que toda la energía que ellos tienen, sea depositada en cada uno de nosotros para tener fuerza, salud y una buena cosecha. En general, los carnavales andinos suelen empezar 40 días antes de la celebración de la Semana Santa católica, una muestra más del sincretismo cultural que comenzó con la conquista española de América. Esta fiesta hoy se ubica detrás de la boliviana de Oruro y de la peruana de Puno en cuanto a cantidad de comparsas.
Para las comunidades andinas, el carnaval de Arica no ha sustituido las fiestas típicas realizadas en sus poblados sino que, es una inmejorable vitrina para mostrar sus tradiciones al resto del mundo. "Esto es sumamente importante para los jóvenes, a quienes muchas veces se nos critica que no estamos preocupados de nuestra cultura. Con esto demostramos que sí estamos presentes y que sí queremos una continuidad para el futuro. Sin la música y la danza la vida sería un error,” remarcó un caporal mientras descansaba de su primer día de baile.
Arica es una ciudad-puerto y comuna capital de la Provincia de Arica y de la Región de Arica y Parinacota, de Chile. Posee 165.000 habitantes. Es una de las ciudades más baratas de Chile y con las más bajas tasas de delincuencia. El Clima y la Temperatura son muy buenas. Es conocida como la Ciudad de la Eterna Primavera, por sus jardines y por ser la puerta norte de la capital mapochina. Por su ubicación, se caracteriza por la diversidad cultural y la riqueza de su historia, destacándose las momias chinchorro, famosas por ser las más antiguas del mundo.
Carnaval con la Fuerza del Sol comparten la alegría contagiosa con las ciudades hermanas de Cochabamba, La Paz, Santa Cruz y Oruro-Bolivia. Esta a 2.051 km. al norte de Santiago (capital Chilena) y 19 km. al sur del límite con Perú. Como dato referencial anotamos que según la encuesta de Caracterización Económica (Casen), 1.360.786 personas, 6,9% de la población de Chile, se identificaban en 2005 como indígenas en Chile. El pueblo aymara representa 7,8 % del total.
Danzar y bailar incansablemente y no detenerse. Bailar y sonreír de día, de noche, de madrugada, espantando el cansancio con sonrisas y gráciles movimientos de cinturas y baila el diablo y sus sensuales diablitas, y baila el arcángel San Miguel, los morenos, las chinas, los caporales, los pastores de las alturas y hasta un oso blanco y un cóndor de alas torcidas, que camina entre los ejércitos de danzantes.