Páginas vistas en total

jueves, 1 de mayo de 2008

santa cruz ha celebrado una jornada de fiesta y alegría al cierre de la campaña por el referendo. la bbc de Londres ha desplegado una primera página con 4 fotografías y extensa crónica que nosotros destacamos porque un día no lejano también cochabamba tendrá lo suyo:

Miles de personas acudieron al centro de esta ciudad en el oriente boliviano para escuchar a dirigentes cívicos y mandatarios regionales que exhortaron a los ciudadanos a votar "sí" en unas elecciones que han despertado intensa controversia entre los bolivianos.
El prefecto, o gobernador del departamento de Santa Cruz, Rubén Costas, respondió a las críticas de aquellos, encabezados por el propio presidente boliviano, Evo Morales, quienes ven en su propuesta autonómica un plan excluyente y antidemocrático por parte de las élites locales.
Lea: Autonomías, una vieja historia
Costas señaló en el acto público que "la autonomía no tiene dueño ni partido".
Agregó que "no es instrumento de clase social" ni de intereses mezquinos.
Por el contrario, insistió ante miles de sus seguidores que un voto a favor de los estatutos autonómicos, presentados a consideración de los electores el próximo domingo, consolidaría el progreso de esta zona, considerada como la más pujante de Bolivia, sin atentar contra la unidad nacional.

La autonomía no tiene dueño ni partido
Rubén Costas, prefecto de Santa CruzMuchos cruceños o "cambas" como se les conoce, no demoran en mencionarle al visitante el progreso que vive su región, en contraste con la pobreza de la zona andina.
Y en efecto, una visita a zonas del centro de Santa Cruz, con sus restaurantes y comercios frecuentados por una clientela evidentemente acomodada, podría sorprender a quien llegue a Bolivia armado apenas con la estadística que designa a este país como el más pobre de América del Sur.
Grietas raciales, económicas y políticas
Es también frecuente el análisis que presenta a Bolivia como una nación dividida en dos: el occidente indígena, pobre, y ahora dominado por el proyecto político nacionalista de Evo Morales, frente a un oriente que étnica, política y económicamente se siente distinto a su contraparte andina.
Lea: Negociación o violencia
No obstante, los dirigentes pro-autonomistas hicieron énfasis el miércoles en que no quieren presentar a su movimiento como una amenaza contra la unidad boliviana.
Muchos manifestantes ondeaban la bandera boliviana junto a la verde y blanca de Santa Cruz.
Una de las grandes preocupaciones de cara a la jornada electoral del domingo es la posibilidad de violencia. Grupos pro-gobiernistas aseguran que entre los simpatizantes con el sí en Santa Cruz, existen grupos que se preparan para la confrontación callejera.

Evo Morales afirma que el referendo autonómico es una amenaza a la unidad de Bolivia.A su vez, entre los pro-autonomistas, algunos se muestran preocupados por las manifestaciones que podrían llevar a cabo grupos cercanos al gobierno nacional, como los llamados "Ponchos Rojos", campesinos provenientes de la provincia andina de Omasuyos.
Sin embargo, Santa Cruz se veía calmado el miércoles, y el acto proselitista con el que cerró la campaña del sí, daba mas la impresión de un evento familiar, con cientos de niños mezclándose entre la multitud.
Mensajes contradictorios
Otro tema candente de cara al referendo es el papel que jugarán las instituciones electorales en la validación de los resultados.
Para darse cuenta de la complejidad del reto que afronta el estado boliviano frente a estas elecciones, basta observar un rato la televisión, en donde un mensaje de las autoridades electorales locales invita a los cruceños a votar.
Lea: OEA habla de una situación compleja
Inmediatamente después, los televidentes presencian otro mensaje de la autoridad electoral nacional, advirtiendo que el gobierno central no otorga mayor validez al referendo del domingo.
Las autoridades electorales de Santa Cruz insisten en que tienen la capacidad de realizar un conteo transparente y eficiente de los votos, independientemente de la actitud del gobierno nacional.
Tendencia
Al menos en Santa Cruz, parece estar calando más el mensaje de los pro-autonomistas. Una encuesta citada en la edición del miércoles del diario local El Deber, señalaba que más del 70% de los cerca de 900.000 cruceños inscritos en el padrón electoral, respaldarían al sí.
Varios de los asistentes al acto en Santa Cruz le manifestaron a BBC Mundo su respaldo a la causa autonomista. Adrián Antelo, un estudiante cruceño, consideró que la autonomía es "lo mejor que nos ha podido pasar, para poder depender de uno mismo, y no depender del estado".

El enviado de la OEA, Dante Caputo dijo este miércoles que deben hacerse esfuerzos para el dialogo interregional..Negó que la autonomía vaya a resultar finalmente en una partición del país, aunque acepta que si la medida prospera, "los ingresos se quedarán en Santa Cruz y no Irán a La Paz".
El apoyo al referendo en este evento no se limitó a los cruceños. Judith Cornejo, proveniente del departamento de Tarija, dijo a BBC Mundo que lo respalda, razonando que "si a Santa Cruz le va bien, a nosotros también nos va a ir bien".
Lea: Bolivia y la encrucijada regional
Sin embargo, parece poco probable que el resultado del referendo, sea cual sea, despeje totalmente el tensionado ambiente político que se vive en el país frente al tema regional.
Un escenario que inquieta a algunos sería el de una victoria con margen estrecho para los autonomistas, quienes reclamarían un mandato popular, mientras que el gobierno nacional alegaría que una porción sustancial de la población de Santa Cruz no está de acuerdo con la visión de autonomía que propone la dirigencia de esa región.
Lo evidente es que las tensiones entre el centro y las regiones de Bolivia prometen ser un elemento central en la controversia política de este país por un buen rato.

No hay comentarios: