Páginas vistas en total

miércoles, 17 de octubre de 2007

Faustino (Tinino) Rico Toro podría ser encerrado en Chonchokoro

La Asamblea de Derechos Humanos emitió un reciente comunicado:

La Asamblea de Derechos Humanos de La Paz (Apdhlp) y el Defensor del Pueblo demandaron hoy al Juez 2do. Penal Liquidador, Ángel Arteaga, sentencia condenatoria para los cómplices de la dictadura de Luís García Meza y que no fueron procesados en el juicio de responsabilidades que castigó al ex dictador con 30 años de presidio sin derecho a indulto.
Esas instituciones, además de familiares de las víctimas de la dictadura garciamezista, demandaron 30 años de cárcel sin derecho a indulto a 20 co procesados por alzamiento armado, asesinato, asociación delictuosa, terrorismo y encubrimiento, entre otros delitos, tomando en cuenta que este miércoles vence el plazo procesal del juicio.
Hace 10 años, esas instituciones iniciaron un proceso judicial contra esas 20 personas que no fueron incluidas en el juicio de responsabilidades contra Luís García Meza y Luís Arce Gómez, quienes en abril de 1993 fueron sentenciados a 30 años de cárcel sin derecho a indulto, junto a otros autores del golpe de estado del 17 de julio de 1980.
El juicio iniciado en 1997 y realizado casi en el olvido, se encuentra en el Juzgado 2do. Penal Liquidador, donde ya pasó pruebas de cargo y descargo, etapa del alegado fiscal, los alegados de los querellantes y de la defensa, quedando pendiente solo la sentencia contra quienes participaron en el asalto a la sede de la Central Obrera Boliviana (COB).
Los acusados son Felipe Molina Bustamante, Raúl Solano Medina, David Alarcón Romero, César Altamirano Lavadez, Juan Aquise Rada, Rogelio Espinoza, Joaquín Quisbert Quiroga, Marcos Mena Vargas, Damián Gutiérrez Castro, Sebastián Quispe Apaza, José Gregorio Loza Balsa, Adolfo Ustarez Ferreira, René Hinojosa Valdez, Willy Arriaza Monje y Faustino Rico Toro.
Además de los prófugos Franz Pizarro Solano, José Ormachea España, Antonio Arnés Camacho, Javier Hinojosa Valdez y Daniel Cuentas Valenzuela.
El Defensor del Pueblo Waldo Albarracín, junto a Olga Flores, hermana de Carlos Flores Bedregal (asesinado junto a Marcelo Quiroga Santa Cruz y Gualberto Vega Yapura en el asalto a la sede de la COB) y Ximena Prudencio, abogada de la familia de Quiroga Santa Cruz, dijo que las instituciones judiciales tienen una deuda histórica pendiente con la democracia.
Esta deuda solamente será saldada aplicando el peso de la ley a quienes la conculcaron a través de ese golpe de estado y cometieron una serie de violaciones a los derechos humanos.
Los familiares de Marcelo Quiroga Santa Cruz, Gualberto Vega Yapura y Carlos Flores Bedregal y de cientos de víctimas de la dictadura aún esperan un juicio justo donde los implicados de cometer delitos de alzamiento armado, asesinato, asociación delictuosa, terrorismo y encubrimiento sean sentenciados a prisión para hacer honor a la democracia.
La presidenta de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos de La Paz, Sonia Brito, espera que el Juzgado 2do. Penal Liquidador honre a los mártires de la democracia y emita sentencia sancionando ejemplarmente a los implicados de acuerdo con la conducta de cada uno de ellos.
"Solo así la memoria de nuestros mártires podrán descansar en paz, se habrá hecho justicia y se podrá hablar de respeto a la democracia en el país", apuntó.
Recordó que a un cuarto de siglo de vigencia del sistema democrático en Bolivia, después de una larga época de terror implementado en el marco de la doctrina de seguridad nacional creada por los EEUU, donde se aplicó el tenebroso "Plan Cóndor", llegó la hora de que los bolivianos reivindiquen la memoria de sus mártires por la democracia.
En ese oscuro proceso dictatorial se cometieron delitos de lesa humanidad, como la desaparición forzada, ejecuciones extra judiciales, asesinatos, torturas, detenciones arbitrarias y la conculcación de los derechos sindicales y de la libertad de expresión.
Además, dijo Brito, sólo la lucha del pueblo logró conquistar la democracia, lucha que fue vanguardizada por cinco mujeres mineras.
"La lista de seis presidentes electos a través de las urnas en estos años, nos demostró que la democracia no se resume al mero hecho electoral", dijo la activista.
"La democracia de estos años estuvo empañada por gobiernos neoliberales que la usaron para la corrupción y donde tampoco se hizo justicia para las centenas de víctimas y sus familiares que hasta el día de hoy no cuentan con el consuelo de encontrar sus seres queridos", agregó Brito.