Páginas vistas en total

miércoles, 10 de agosto de 2016

algunos tips en ayuda de la memoria colectiva, para obviar la detención de Humberto Vacaflor y con carácter de urgente.


La verdad sobre el asesinato a los esposos Andrade, que todos estamos buscando constan en varios documentos militares. Cuando sucedieron los macabros hechos del 2000, llovieron los críticas contra el Gobierno de entonces, pero también contra las FFAA que se sintieron obligadas a tomar acción.

estas acciones se convirtieron en una Operación armada, con todas las características de una expedición a un territorio ocupado por el enemigo. en efecto los cocaleros, eran entonces, quizá tambien hoy, considerados los enemigos del Estado. tuvieron "la habilidad de contar con fondos, recursos humanos y apoyo logístico" para resistir por todas las vias la erradicación de las plantaciones de hojas de coca. en su "estrategia disenada por agentes cubanos que ya los asistían" se ganaron para sí, el apoyo de los medios de comunicación y de los agentes de los DDHH.

recordar que Evo Morales permanecía de lunes a viernes en Cochabamba y los fines de semana en El Chapare recibiendo y dando instrucciones a sus "huestes cocaleras". En Cochabamba "el dirigente" se dedicaba todos los dias a visitar las estaciones de TV, que le daban una cobertura extraordinaria, no tanto la empresa, como los reporteros y los camarógrafos que recibían "estímulos de 50 y 100 dólares cada vez para salir en la noticia.

la noticia era "la persecusión desatada contra los pobres campesinos" según Evo no tenían otro medio que vivir de la coca, que por "este delito" según el mismo dirigente "el imperialismo había abierto campana" y que el Gobierno neoliberal estaba sometido a los EEUU y que sólo cumplía órdenes. lo lamentable es que el pueblo y los organismos de Derechos Humanos, incluídos los de la Iglesia Católica creían en la machacona acusación diaria de Evo, empleado "cama adentro" para hacer publicidad casi gratuita en las radioemisoras, las estaciones de TV y las corresponsalías a las que acosaba sin pausa.

ahora bien y para decirlo en pocas frases. "Operación Rescate" o cualquier otro nombre partió un lunes de madrugada a las órdenes de un coronel que había formado un Estado Mayor Operativo con participantes del Curso de Estado Mayor, había tomado su tiempo la planificación que fue seguida de dotación de medios estuvo reporteada al Comando de Ejército y cada paso fue aprobado previamente. el relato lo hace a este cronista, quién fuera el comandante de la operación.

llegados a Chimoré, larga caravana de carros de asalto inclusive tanquetas y volquetas en que viajaba la tropa con todas sus vituallas para acampar donde fuera menester y armar un campamento con prescindencia de la ayuda exterior, tomaron recaudos y tomaron prisioneros de entre los sospechosos de hacer desatado la violencia armada y de haber asesinado a los erradicadores.

los prisioneros a las primeras de cambio "cantaron revelando el sitio de los cadáveres", fueron seguidos a la Montana y se encontraron parte de los restos y parte de los autores que refirieron con todo detalles la criminal tarea. estos relatos, más la descripción de los oficiales que cumplieron a cabalidad su tarea, constan en los protocolos de esta operación comando, las Copias se enviaron a los Comandos de Fuerza y al Alto Mando en La Paz, para informe inmediato al Capitán General de las FFAA por entonces Hugo Bánzer. Esos documentos querido Humberto no pueden haber desaparecido.

el oficial que me hizo el relato, me comentó "esos maleantes, Cuando supieron que habíamos recibido órdenes de llegar hasta el final, cantaron todo" y nos entregaron los restos que enviamos al Estado Mayor. De manera que, indagar en la documentación oficial del EM de Miraflores, arrojará prontos resultados. no hay donde perderse.

En el corolario de este relato Evo se movió como una ardilla, entonces diputado logró que DDHH lograse una sanción severa para uno de los oficiales de la operación que zarandeó al cocalero, el que salió huyendo en busca de la Iglesia y no regresó a Villa Tunari, sino con el apoyo de DDHH.