Páginas vistas en total

jueves, 19 de mayo de 2016

para Evo, como para Luis XV, "el Estado soy yo", el defensor se creó para defenderle del ataque de sus enemigos...supina ignorancia cuando en todos los pueblos civilizados el Defensor es el control del poder, frente a los abusos.

El Ombudsman como vigía de los Derechos Humanos

Mauricio Aira


Nació para dar valía al ciudadano común ante el mastodóntico poder monárquico del pasado. Sus antecedentes figuran en Atenas, Esparta, en China, en Roma y hasta con Al Mazalin musulmán, lo cierto es que en Suecia surge para poner fin a la pugna entre el Parlamento y el Rey. Sucedió en 1809 que figura en la Nueva Constitución para vigilar que jueces cumplan las leyes. Idea central “garantizar los derechos civiles por un representante del pueblo” independiente del Gobierno.
Se trató de estructurar un control fiscalizador entre los administradores de la Justicia. Un control que no dependiera del Ejecutivo y que contara con la confianza del Legislativo en una vigente separación de poderes y que unos y otros respetasen a los ciudadanos. Corrían tiempos del liberalismo, aunque al menos 3 clásicos principios eran comunes: 1)  Soberanía de la Nación,  2) elección de sus delegados y 3) instauración de la responsabilidad del Ejecutivo ante la Asamblea de Delegados.
J.l.Majorano  (Primer Ombudsman Argentino) llama a esta instancia “las huellas dactilares” que identifican al Ombudsman, o sea el nacimiento para el derecho público y para los demás sistemas políticos y constitucionales de una figura de rasgos peculiares, que sin embargo sólo se mantuvo en los países Escandinavos sin ser conocida en el resto del mundo durante mucho tiempo.
De Suecia pasó a Finlandia en 1919 cuando desaparecida la dominación rusa la consagró en su CPE como “ombudsman del parlamento” copiado del modelo sueco y con amplias facultades para supervisar las leyes en las actuaciones de los Tribunales. 34 anos tardó Dinamarca cuando su CPE de 1955 la incorpora en su sistema jurídico, aunque con diferencias por seguir el corte napoleónico. Noruega y Nueva Zelandia en 1962 adoptaron “El Defensor del Pueblo”.
Alemania 12 anos después de terminada la Segunda Guerra, adoptó la figura poniendo énfasis en sus FFAA. Una década más tarde es Inglaterra que asume la Institución aplicándola por regiones, Irlanda del Norte, Canadá, lo que imitó EEUU en sus Estados federados. Australia establece el Ombudsman en 1971 y le llama “El Comisario Parlamentario”. Francia la asume en 1972.
Latinoamérica ha venido incorporando la Institución del Defensor del Pueblo en sus constituciones en los últimos 25 anos conservando la figura inicial del modelo sueco en un rango institucional como órgano autónomo de la mayor jerarquía y luego en la defensa de los derechos comprendidos como garantías de las libertades y derechos fundamentales y para velar por el respeto de tales garantías. Los informes serán rendidos directamente al Parlamento. Ya no es mas “la magistratura de la persuasión” sino cuenta con el recurso de amparo y de inconstitucionalidad, ambas prerrogativas incorporadas en sus CPE.
Por todo lo que antecede, es por demás lamentable que con la elección reciente de un nuevo Defensor en Bolivia, se pretenda distorsionar todo el historial y la tradición de esta figura, para convertirle en defensor del Estado y que abandone su misión crítica de supervisión de las instituciones estatales en menosprecio de su sagrada misión de velar por la vigencia de los DDHH y ser cautelar de los bienes y servicios ante los Administradores del Estado.
El Defensor del Pueblo existe para edificar una cultura de respeto a los derechos humanos, en informar a la sociedad respecto al orden jurídico y fortalecer una conciencia de respeto reciproco entre quienes la integren. Hombre rebelde cuya causa debe ser la lucha contra la corrupción, vigilar la conducta de los servidores públicos, asumir la responsabilidad de investigar a la Administración identificándose como un “verdadero soldado de la Democracia”. (Jorge Luis Majorano)