Páginas vistas en total

sábado, 18 de septiembre de 2010

Coboce y Jaime Méndez son sinónimo de Esfuerzo y Exito

He aquí el texto que nos ofrece OPINION una de las unidades cooperativas de la Cementera

Sin duda una de las instituciones más extraordinarias, tanto por su ideología, como por su organización y sus éxitos económicos, es la Cooperativa Boliviana de Cemento Industrias y Servicios Coboce Ltda. La historia de esta entidad es admirable y al mismo tiempo conmovedora. Comenzó con poco dinero, casi nada, hasta convertirse en el conjunto de fábricas más importantes de la región. El esfuerzo y abnegación de los trabajadores es un ejemplo, que puede ser el maravilloso contenido de una novela.
En la dinámica generada por Coboce, se han operado transformaciones importantes en toda la región y particularmente en nuestra ciudad, Coboce pavimentó un millón de metros cuadrados en condiciones, ciertamente, excepcionales.En la lógica de su concepción de la historia, avanza permanentemente. En los momentos más difíciles, en Coboce siempre se hacía y se hace algo. Ahora está instalando una nueva fábrica de cemento que en sus dos fases incrementará la producción en porcentajes elevados. La tecnología es moderna y está siendo adquirida de tres países, lo más importante viene de Alemania y los aspectos secundarios del Brasil y de la Argentina. Se trata de una negociación cuidadosa e inteligente para lograr una transferencia de tecnología que contribuya al desarrollo del país. La experiencia cobociana, le permite escoger lo mejor y adaptarla a las condiciones estructurales de Bolivia. Siendo la tecnología un acontecimiento cultural, todos los trabajadores, ahora son expertos en sus respectivas especialidades.
En materia financiera, lo que Coboce ha hecho, tendrá que formar parte de los textos de economía más avanzados. Ha titularizado sus flujos futuros, es decir, ha monetizado una parte muy pequeña de los ingresos que tendrá en los próximos diez años. No ha hipotecado ningún bien y ha recibido dinero en moneda boliviana. Como se comprenderá, con el transcurso del tiempo y la devaluación implícita en todo acontecimiento monetario, las perpectivas para Coboce son alentadoras.
Todo esto en el marco de un proceso racional, equitativo y transparente.En ámbito de la economía, como es sabido, lo más importante es la comercialización, producir para no vender sería simplemente un ejercicio absurdo, Coboce estudió cuidadosamente la evolución del mercado, incluyendo todos los factores concurrentes. Este aspecto del estudio de factibilidad, demuestra que la rentabilidad de las inversiones está garantizada, habida cuenta del carácter estratégico del cemento. Este producto, por factores que no pueden ser expuestos en este trabajo, casi siempre, genera su propia demanda. En el peor de los casos, en los próximos años, el consumo del cemento se incrementará en una proporción mucho mayor al crecimiento vegetativo.Algo que está totalmente garantizado es la producción y productividad del trabajo.
Todos los niveles del sistema actúan con una moral evidentemente cooperativista, superior a la que se da en sistemas típicamente capitalistas y también comunistas. Los teóricos de Coboce, dicen que su institución está en un lugar equidistante de los extremos y tiene la capacidad suficiente para administrar al mismo tiempo y con la misma eficacia las variables social y económica. Dicen que este es el verdadero modelo por el que puede optar una parte importante de la realidad boliviana. Hace un tiempo llegó un economista europeo y al visitar las instalaciones de esta empresa dijo que había estado en el futuro y comprobó que era perfectamente viable.

No hay comentarios: