Páginas vistas en total

miércoles, 26 de noviembre de 2008

a propósito de ypfb, y la asombrosa situación de desastre que está viviendo varios de los más versados analistas no dudan en calficarla de totalmente corrupta y en caída libre.

La pesadilla de la nacionalización

(Humberto Claure) de ABI dice “Una contraofensiva transnacional destinada a colocar a YPFB en la mira está en pleno desarrollo. Apoyada en una maquinaria mediática, las petroleras extranjeras tratan de probar que la gestión estatal es incapaz e inviable y cuyo derrotero será una carestía generalizada en el abastecimiento de carburantes, además de que hay una empresa estatal azotada por la corrupción y una ausencia de inversiones”.
¿Debía asombrarnos el contenido de esta nota, cuya intención es buscar culpables para echarles a ellos toda la causa del desabastecimiento de carburantes que tenemos? “Tratan de probar que la gestión actual es incapaz e inviable” Es decir, los genios que manejan YPFB actualmente no son ni pueden ser los causantes del desastre que tenemos, sino son las transnacionales las que están “creando” un contraofensiva para desprestigiar la brillante administración de la empresa estatal.
Veamos cual es la composición de la planta Ejecutiva de YPFB: Saúl Avalos activista político del MAS, Santos Ramírez profesor rural Presidente de la empresa; la Gerencia de Finanza a cargo de un auditor que fue Secretario de Hacienda del Sindicato de Choferes de Villa Victoria; Policía Amílcar Soto Peña director distrital interino de Comercialización de Carburantes del Oriente en Santa Cruz; Guillermo Aruquipa Superintendente de Hidrocarburos técnico en informática y como director de YPFB fue posesionado el mes pasado Benigno Vargas, ex dirigente campesino y una de las principales figuras del MAS en Santa Cruz.
Si con este plantel todavía el señor Claure tiene dudas que la gestión sea incapaz e inviable entonces es mejor aplicar el viejo dicho de que no hay peor ciego que el que no quiere ver. YPFB que debía haber recibido de parte del Gobierno la mayor de las atenciones, ya que es la gallina de los huevos de oro, de donde sale la mitad de lo que el gobierno recibe por exportaciones y constituye más del 60 por ciento de los recursos que recibe el TGN para efectuar las transferencia de ley a Prefecturas, Alcaldías, Universidades, Fuerzas Armadas etc.
Pero para mayores evidencias de la incapacidad administrativa de YPFB el mismo gobierno reconoce que: “A un mes de que se acabe la gestión, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) sólo ejecutó un 40,2 por ciento de su presupuesto y se apresta a recibir el próximo año 1.400 millones de dólares, la mayor parte de un crédito del Banco Central de Bolivia (BCB)”.
“De acuerdo con el Presupuesto General de la Nación (PGN) 2008, con estos recursos la empresa debía haber garantizado las operaciones de comercialización de hidrocarburos, impulsar las conexiones de gas natural y administrar los contratos petroleros” Seguramente esta es la ofensiva a la que se refiere Claure en su nota y por supuesto tenemos que colegir que el Ministerio de Hacienda forma parte de esa ofensiva.
Lo cierto es que cada vez se les hace más difícil justificar el descalabro al que han llevado a la empresa petrolera boliviana. El punto al que se ha llegado no tiene retorno. Aún si se corrigiera todo lo obrado tardaríamos un año para recomponer la situación administrativa y ajustarla a los requerimientos técnicos y luego a las inversiones requeridas para arrancar. YPFB desde el año 2006 en el que se hizo cargo de toda la cadena productiva solo ha servido como instrumento de propaganda oficial.
Se ha hecho y se hace uso político de la empresa, con estos antecedentes poco podemos esperar los bolivianos para emprender la famosa industrialización de los hidrocarburos que nos prometieron.(de la pluma de dante pino publicado en hoy bolivia)