Páginas vistas en total

sábado, 23 de agosto de 2008

espeluznante! sigue la orgía de sangre desatada por la justicia comunitaria. tres linchados más

(Modesto Flores, el atribulado padre de uno de los tres asesinados que perdió también sus tierras)

Fracaso, tierra sin ley, insurrección, desconocimiento de cualquier autoridad oficial, justicia por mano propia, son los términos que rondaban en el ambiente después de la tercera intervención frustrada de la Policía, ayer en Sacabamba, donde el miércoles los comunitarios lincharon a tres jóvenes, los enterraron en una fosa común y ahora se niegan a devolver los cuerpos a sus familiares. "No queremos su justicia, no confiamos en la justicia que libera a los ladrones", fueron algunas frases en quechua con las que despidieron los comunitarios a los visitantes.Era el tercer intento de efectivos policiales para ingresar a la población de Sacabamba, cercana a Cliza, donde hace tres días fueron linchados Jorge Flores Velarde (22), Daniel Moisés Quispe (25) y David Alanes Franciscano (16), presuntamente porque fueron sorprendidos robando peroles de bronce. Durante todo ese tiempo los comunitarios no sólo impidieron el ingreso de cualquier autoridad a rescatar a los cadáveres, sino que además expulsaron a golpes a los padres de uno de los linchados.Resueltos tras esperar desde el amanecer hasta pasado el mediodía, los cerca de 25 efectivos que componían la patrulla, acompañados por el fiscal de Cliza, Nery Maldonado, personal de la División de Homicidios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Cochabamba y por varios periodistas, se dirigieron hacia el poblado. A unos 200 metros del cruce con la población de Anzaldo se encontraron con que la vía estaba bloqueada por tres grandes eucaliptos. Los policías se apresuraron a retirarlos del camino y abrieron paso a la caravana.Allí aparecieron los lugareños con piedras en las manos. El director de la Felcc de Punata, José Camacho, se acercó junto al fiscal de Cliza, Nery Oscar Maldonado, para tratar de explicarles que ingresaban para recuperar los cuerpos de los linchados.De pronto, una mujer del grupo se animó a lanzar una piedra y se oyó el estruendo de un petardo. "¡Todos a los vehículos!", fue la orden surgida de alguien que hizo que policías, camarógrafos, fotógrafos y periodistas comenzaran a regresar y correr por una vía empedrada que hacía más difícil la retirada. Llovieron algunas piedras más en la carrera, mientras las cámaras continuaban tomando imágenes. Cuando casi todos habían logrado subir a sus vehículos, apareció otro grupo grande por un costado del cerro; eran los refuerzos que acudieron prestos, como convocados por el sonido de los petardos.Mientras la caravana salía del lugar, se podía observar que el primer grupo de campesinos bajaba a bloquear de nuevo la ruta usando los eucaliptos y que el segundo grupo crecía en número rápidamente. Hasta ahora, todo lo que se conoce del linchamiento es por versiones de los mismos comunitarios. Los jóvenes fueron sorprendidos el miércoles en la madrugada en la casa del corregidor en la comunidad de Chacuyo, llevados a Sacabamba, torturados en esa población y muertos a picotazos en la cabeza cuando la Policía pretendía rescatarlos. Las versiones agregan que los pobladores cavaron una fosa en el cementerio y los enterraron a los tres en ella, cuando uno aún respiraba. Después, nadie permitió el ingreso de autoridad ajena. Hasta el cierre de esta edición, los lugareños continuaban en vigilia, consumiendo bebidas alcohólicas, mientras la Policía se replegó esperando nuevas órdenes de intervención. Ya son 16 las personas linchadas en lo que va de 2008, mientras que se evitaron otras ocho ejecuciones. Para el director de la Felcc, Elvio Sánchez, éste ya no es un tema que compete exclusivamente a la Policía, sino a toda la sociedad.
Quitan sus tierras a padre de fallecidoLos padres de Jorge Flores, uno de los jóvenes linchados el miércoles en el valle alto de Cochabamba, también se salvaron de ser linchados gracias a que escaparon y fueron rescatados cerca de las 7:00 del jueves de la cordillera Kekoma, por la Policía, que hasta ayer sólo podía acercarse al lugar a una prudente distancia, para evitar enfrentamientos. Con la cara destrozada, y casi sin poder caminar, Modesto Flores Flores, de 60 años, y su esposa Severina Velarde, de 56, también con la señal de los golpes en la cara, prestaron declaraciones en la Felcc de Punata. Declararon que durante la madrugada del jueves fueron obligados a salir de su casa, arrastrados y golpeados, pero lograron escapar con la ayuda de su hija. Aunque no tienen que ver con el hecho que motivó esta masacre, la comunidad ya no los dejará retornar a su comunidad, donde han vivido siempre, con sus animales y su producción agrícola. Modesto Flores era el corregidor de Chacuyo y, según algunas versiones, los comunitarios de esa población, además de los de Pumapunku, Matarani y Sacabamba, al percatarse del supuesto robo de peroles, acudieron primero a él para exigirle hacer justicia con los implicados, pero éste pidió que primero se investigue antes de tomar cualquier decisión, pedido que fue ignorado y se procedió al linchamiento.
Testimonios
ComunitarioNo confiamos en la autoridadYa no confiamos en la autoridad, hemos agarrado ladrones y los hemos entregado, pero la Policía igual los suelta. La última vez hemos dicho: “si uno más lo sueltan ya no les vamos a entregar” y después hemos visto caminando tranquilo (al ladrón). Por eso esta vez justicia comunitaria tenemos que hacer, esos cuerpos aquí se tienen que enterrar.
E. Alanes/ Hmno. VictimaVoy a tomar mis medidasSi no van a sacar el cuerpo voy a tomar medidas. Yo sé quiénes son. Ya tengo forma de rescatar. Desde mañana van a saber y si me pasa lo mismo, con la misma moneda hay que pagar. La Policía no nos quiere ayudar. Uno más voy a intentar y si no voy a ver yo no más. Mi hermano, de 16 años, no sabía salir. Su amigo lo llevó a limpiar camino y no volvió.
Nery Maldonado/ FiscalLos pobladores no nos dejanNo podemos decir cuándo vamos a intentar un nuevo rescate, los pobladores no permiten y se están aprovechando de su ignorancia para desconocer las leyes. He enviado todos los requerimientos de refuerzos, pero no entiendo por qué no se han ordenando más. Según la Felcc de Punata, ya hay identificadas tres o cuatro personas. (Crónica de LT publicada también por otros diarios)

No hay comentarios: