Páginas vistas en total

viernes, 25 de enero de 2008

Ahora se ratifica una antigua denuncia de Reyes Villa, cuando afirmó que se sentía perseguido en los viajes, en las visitas al departamento, en las reuniones, y que era posible que sus conversaciones estuvieran siendo "pinchadas", el Gobierno menospreció la denuncia, ahora se sabe que existe la carpeta dedicada al Prefecto de Cochabamba, según lo explica ésta nota de www.hoybolivia.com que usted la puede ver ampliada:

La carpeta denominada "Bombón", elaborada por la Dirección Nacional de Inteligencia de la Policía Nacional, devela que el prefecto de Cochabamba Manfred Reyes Villa, fue el principal objeto de persecución del gobierno de Evo Morales en estos dos años de gestión.

El informe sustentado en un CD y distribuido en la ciudad de La Paz a varios medios de comunicación, ratifican las denuncias de persecución política al prefecto cochabambino.

El vocero del prefecto Erick Fajardo, dijo que la noticia no causa extrañeza para Reyes Villa, quién meses atrás denunció públicamente la persecución de la que era objeto por parte de agentes encubiertos.

Según Fajardo, cuando se hizo pública la noticia de persecución, el Ministro de Gobierno Alfredo Rada, le recomendó en ese entonces y en un tono irónico al prefecto Reyes Villa, "que se dedicara a trabajar y dejara de imaginar cosas, que dejará de inventar enemigos", dijo Rada en ese entonces.

El vocero de la presidencia, Alex Contreras, negó también en ese entonces la posibilidad de una persecución por parte del gobierno hacia el prefecto.

"No existe persecución alguna, este es un gobierno democrático y respetuoso de las libertades y muy virtuoso", dijo en ese entonces Contreras.

Fajardo dijo que la información difundida, devela la verdadera naturaleza del régimen Morales, que es el de quebrantar el régimen democrático en el país.

"Reyes Villa es el político más perseguido por su capacidad logística y manejo de conflicto, porque fue la cabeza visible de la resistencia a este gobierno totalitario", dijo Fajardo.

No hay comentarios: