Páginas vistas en total

miércoles, 30 de mayo de 2007

Siete países rechazan decisión de la FIFA. El rechazo se generaliza. (Despacho de AP)

La Federación Boliviana de Fútbol informó el miércoles que siete países sudamericanos apoyan a las naciones andinas afectadas por el veto de la FIFA a los partidos internacionales de fútbol en canchas ubicadas a más de 2.500 metros sobre el nivel del mar. El organismo anunció que además de los cuatro afectados _Bolivia, Ecuador, Perú y Colombia_ las otras federaciones que se oponen a la medida son Paraguay, Venezuela y Chile. "Tenemos la información de que son siete países que están apoyando", dijo Alberto Lozada, gerente de la federación boliviana. El directivo señaló que este bloque de siete federaciones se opondrán formalmente al veto en la reunión de la Conmebol el 15 de junio en Asunción, donde las 10 federaciones que integran el organismo regional podrían revertir la prohibición. Desde el terreno político, el presidente Evo Morales informó a la prensa que consiguió el apoyo de su par argentino, Néstor Kirchner, del uruguayo Tabaré Vázquez y de su mayo. Después de los anuncios, Morales inauguró el miércoles una inusual jornada deportiva en La Paz, a 3.600 metros de altitud, como protagonista de un partido de fútbol cinco en la calle frente al palacio de gobierno. El gobierno también dio asueto de una hora en la jornada a los empleados públicos y privados para hacer deporte. En varias ciudades del país, miles de escolares y universitarios salieron a las calles y plazas con el mismo fin para demostrar que la práctica deportiva en la altura no es nociva para la salud. En Bogotá, el alcalde de la capital colombiana Luis Garzón ascendió a la cima de una cerro, ubicada a 3.100 metros, para demostrar que el ejercicio en altura no es nocivoc para la salud. Bogotá está ubicada a 2.650 metros sobre el nivel del mar. "La FIFA pretende tener más poder que el mismo Consejo de Seguridad e la ONU, se siente con poder de invadir, detrás de esta entidad se manejan muchos intereses comerciales", dijo el funcionario de 56 años de edad. Garzón anunció que los alcaldes de La Paz, Quito y Bogotá emitieron una declaración conjunta contra la determinación de la FIFA. El presidente colombiano Alvaro Uribe anunció que el vicepresidente Francisco Santo encabezará una delegación que ira a Zurich para pronunciarse en contra la decisión de la FIFA. "Me parece que es necesario hablar muy claramente con la FIFA y hacer una campaña, esto es injusto (la prohibición) y no tiene presentación", dijo Uribe. En Quito, la disposición motivó que cientos de personas se concentraran en plazas y parques, entre ellas en la Plaza Grande frente del Palacio de Gobierno, a donde acudieron al llamado del alcalde Paco Moncayo para rechazar la medida. Moncayo, al igual que Garzón, confirmaron que viajarán a una reunión de alcaldes de ciudades andinas convocada por Morales para la próxima semana en La Paz, que incluirá un partido de fútbol. La prohibición de la FIFA aduce los supuestos riesgos para la salud de jugar en la altitud. Bolivia, con cinco ciudades capital por encima de los 2.500 metros, Colombia, Ecuador y Perú son los castigados por la decisión. "Esta decisión no es médica para mi, es política, hay ciertos intereses que son mucho más importantes que solamente la parte médica", comentó el técnico colombiano de la selección ecuatoriana, Luis Fernando Suárez. El presidente de la FIFA Joseph Blatter, al reconocer ante las federaciones afectadas que la disposición se tomó sobre un informe oral, dejó la puerta abierta para una revisión en la Conmebol. La reunión médica de la Conmebol será el 14 de junio, también en Asunción. Lozada señaló que los andinos están "en constantes acercamientos con Uruguay" para lograr su apoyo, pues los andinos no quieren llegar a una votación y prefieren que el caso se resuelva en consenso. En cuanto a los presidentes de las federaciones de Argentina, Julio Grondona, y Brasil, Ricardo Texeira, a los que dirigentes y medios bolivianos señalan como los promotores del veto, Lozada dijo que por lo menos con el primer hay diálogo. "Estamos también en continuas charlas con Grondona, todavía no hemos tenido un apoyo formal, pero seguiremos en el intento", indicó, a tiempo de señalar que desconoce si los andinos tienen trato con Texeira. Los corresponsales de AP Jairo Anchique en Bogotá y Gonzalo Solano en Quito contribuyeron con esta historia.

No hay comentarios: