Páginas vistas en total

lunes, 18 de marzo de 2013

Ha muerto Jorge Soriano Badani un baluarte de la radiodifusión boliviana


en la primera imagen de visita en Los Tiempos, ante su director Cristóbal Soruco y Delicia Andrade con motivo de la celebración del "Día del Mar"de cuyo directorio fue presidente durante varios años. en la segunda imagen don Jorge Soriano acompañado de su esposa y nuestro editor Mauricio Aira en una de sus visitas a Cochabamba.

Jorge Soriano tuvo un gran rol dentro de la Radiodifusión Boliviana, al presidir la comisión técnica que elaboró el Primer Reglamento de Servicios Radioeléctricos que sirvió de norma para los primeros años del trabajo radial. Desde la Oficialía Mayor de Radiocomunicación, "apadrinó" entre otros el nacimientos de las organizaciones profesionales de los radialistas, ofreciendo todo su apoyo para que se constituyan en los operadores del sector. Sin su respaldo, jamás habríase organizado la Primera Conferencia de Trabajadores de Radio y acto seguido el Primer Congreso Nacional de Operadores y Locutores de Radio (que poco después se amplió a Federación de Radio y Televisión).

Poco después del Primer Congreso se realizó en La Paz, el Primer Curso de Profesionalización Radial, don Jorge fue uno de los profesores para explicar en conferencias magistrales toda la problemática de la Radiodifusión desde lo más elemental del espectro radial, hasta la legislación, por entonces tan escasa, vinculada a la normativa internacional en lo referido a la administración de frecuencias radiales y autorizaciones para la salida de las radioemisoras de todo tipo. Contó para su tarea con la cooperación de profesionales de gran valía en las diversas especialidades del sector.

Soriano Badani miembro de una gran familia cochabambina que se ha caracterizado por su servicio a la comunidad, como Eduardo que fue Prefecto, Alcalde, Contralor, Embajador, Ministro múltiple en sus prestaciones y del poeta, jurista, escritor profícuo de más de 30 obras don Armando Soriano personaje que no termina de causarnos admiración y respeto. Jorge Soriano fue un prominente miembro de la masonería habiendo tomado altas responsabilidades como venerable maestro de la logia Armonia y serenísimo gran maestro de la Logia de Bolivia con la enorme inquietud de servir a su Patria y a la Comunidad local, para no hablar de su conducción en el Comité Pro Mar y de instituciones cívicas.

Desde este blog le ofrecemos nuestro más sentido homenaje de compañero y amigo. Paz en su tumba.