Páginas vistas en total

jueves, 23 de febrero de 2012

Carlos Sánchez entrevistado por Fides ha reclamado "unión sin miedo" contra Evo destructor de la democracia, autoritario y tirano.


El ex ministro de Gobierno Carlos Sánchez Berzaín –que se considera exiliado en Estados Unidos– dijo que el Gobierno de Evo Morales ha destruido la democracia en el país con un régimen de autoritarismo y tiranía al haberse apoderado del Estado y al haber dictado leyes que sólo violan los derechos fundamentales de las personas.

Las declaraciones fueron vertidas en una comunicación telefónica  con el programa Acoso Textual de radio Fides de La Paz en el que la ex autoridad aclaró que se ha visto forzado a vivir fuera del país al igual que otros políticos y empresarios porque Evo Morales “ha destrozado la democracia en Bolivia”.

“Si algo ha caracterizado la situación de Bolivia en los últimos años es la destrucción de la democracia porque el Gobierno de Evo Morales no es calificado como democrático por tener un régimen de autoritarismo y tiranía”, reiteró Sánchez Berzaín cuando fue consultado sobre el seguimiento que él hace a los bolivianos.

El autoritarismo y la tiranía se justifican porque Evo Morales –dijo el ex Ministro de Gobierno– se apoderó de todos los poderes del Estado como ha sido el apoderamiento judicial y al haber dictado leyes que violan los derechos fundamentales de las personas, y al contar con un sistema de control Cubano-venezolana que impide que exista una oposición o participación política porque puede ser acusada “de cualquier delito”.

Sánchez Berzaín agregó que “se ha roto la presunción de inocencia en el país y la igualdad de las partes, es decir todos los principios de la civilización contemporánea y las garantías del proceso legal y el respeto  a los Derechos Humanos”.

Para la ex autoridad el actual Gobierno muestra al mundo cómo se puede abusar al crear un sistema que terminará con la libertad de los bolivianos con un exceso de tiranía que se caracteriza con cinco elementos: la división de Poderes, ese aspecto no existe en Bolivia, tampoco hay un Poder Judicial que pueda juzgar y el Legislativo ya no puede llevar adelante un mecanismo de control al Ejecutivo.

A esos tres aspectos se suman –enfatizó Sánchez Berzaín–  dos mecanismos que determinan una democracia como son la libertad de prensa que en el país se encuentra “semi” coartada y la opinión pública.”Si se controlaría la libertad de prensa sería una dictadura como la de Cuba”.

Sugirió que hay que restaurar la democracia en Bolivia con la participación de todos los que se consideran demócratas sin temor al Gobierno. Calificó a Evo Morales como cocalero y no indígena a partir de la promoción de la difusión de la materia prima para el narcotráfico.

Respecto a si ve algo bueno en el Gobierno, Sánchez Berzaín dijo que existe la incorporación de la Ley de Lucha contra el Racismo pero ésta comenzó con la gran liberación del voto universal con el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) el 9 de abril de 1952. Otro aspecto que destaco es la estabilidad económica al mantenerse el 21060 aunque criticó la nacionalización a la que calificó que tiene actos de corrupción.

La ex autoridad se desempeñó como Ministro de Gobierno durante la gestión del ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada.