Páginas vistas en total

miércoles, 18 de mayo de 2011

nuevo Comandante y van diez de una Institución Corrupta


El flamante comandante de la Policía Boliviana, general Jorge Renato Santiesteban Claure, prometió la noche de hoy transparencia en el desempeño de sus nuevas funciones y advirtió con inflexibles sanciones a sus camaradas que cometan irregularidades en desmedro de la institución.

Tras ser posesionado por el presidente Evo Morales en el Palacio de Gobierno, Santiesteban sostuvo que este alto compromiso institucional tendrá que ser respaldado por gran sacrificio, responsabilidad y transparencia.

“No se permitirá que se dañe la imagen institucional ni de los policías, porque seremos inflexibles en hacer cumplir de manera puntual la Ley 101, que tiene por objeto regular el régimen disciplinario de la Policía Nacional”, manifestó.

Agregó que los policías deben denotar en la práctica su ética y los valores humanos o sociales, así como la observancia de los principios de servicio a la sociedad, la institución y al Estado Plurinacional de Bolivia.

“Quiero recordar a todos los policías que sus acciones responderán a los resultados emergentes del desempeño de sus funciones, deberes y atribuciones, que podrán ser sancionados por la vía administrativa, ejecutiva, civil y penal”, aseveró.

El presidente Morales decidió destituir al general Ciro Oscar Farfán de la Comandancia General de la Policía debido al escándalo de la camioneta con placas clonadas y en su lugar posesionó al general Santiesteban en un acto realizado en el Palacio de Gobierno.

Farfán accedió al cargo el 14 de marzo en reemplazo del general Oscar Nina con la misión de erradicar la corrupción en 90 días, y a 22 días de cumplirse el plazo el jefe policial fue relevado del mando policial porque existen sospechas de que esté involucrado en la clonación de placas.

Ayer, el destituido Comandante de la Policía, en entrevista con Erbol, no descartó que la camioneta clonada haya estado en algún momento estacionada en la puerta de su domicilio ubicado en el barrio los Olivos de Villa San Antonio Bajo de la ciudad de La Paz.