Páginas vistas en total

miércoles, 3 de octubre de 2007

Golpe bajo a Cochabamba?

(El prestigioso diario Los Tiempos expresa la contrariedad con que se recibe en Cochabamba y otros cuatro departamentos la medida del Gobierno Central de reducir desembolsos destinados a obras, torciendo el espíritu de la Ley que prevée trato igualitario)

Habiendo fallado en su propósito de desestabilizar por la fuerza a las prefecturas opositoras, como ocurrió en Cochabamba y Tarija, el régimen del MAS busca nuevas alternativas y parece que ha encontrado lo fórmula con la que confía lograr su objetivo: reducir los presupuestos asignados a esos gobiernos regionales.

Sin duda, un golpe bajo que, más que afectar a las personas contestatarias, en este caso los prefectos de cinco departamentos del país, perjudicará a toda la población de esos distritos, aspecto que parece importarle muy poco al Gobierno. De manera inconsulta y sin que medien razones valederas, el techo presupuestario sobre los recursos provenientes del impuesto directo a los hidrocarburos (IDH) y regalías para las prefecturas de Santa Cruz, Tarija, Beni, Pando y Cochabamba, ha sido aprobado para la gestión 2008 con un recorte del 15 y 25 por ciento. Se esperaba que en lugar de una reducción se aplique un incremento, si se toma en cuenta que en la gestión pasada las asignaciones se calcularon sobre el precio de $us 57 por barril de petróleo, cifra que en la actualidad está en los $us 80, significativa alza que alcanza al 30.7 por ciento. La medida afecta a todos los distritos mencionados, pero el caso de Cochabamba es de particular preocupación, puesto que es la segunda oportunidad en que se aplica. Esta vez, significará un recorte de 43 millones de bolivianos del IDH y seis millones de las regalías; de confirmarse esta reducción presupuestaria, el impacto será muy negativo, puesto que postergará o cancelará la ejecución de importantes obras en el departamento. La Junta Autonómica Democrática, que agrupa a Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando, se reunirá el 10 de octubre en Cobija para analizar el tema. El Prefecto de Cochabamba asistirá a la cita. Se ha anunciado que si no se encuentras puntos de conciliación con el Gobierno, se adoptarán enérgicas medidas para revertir el proyecto oficial. Es que no es posible que el revanchismo político afecte al desarrollo armónico de Bolivia, proclamado con tanta insistencia por el oficialismo.