Páginas vistas en total

miércoles, 26 de septiembre de 2012

el turismo está muy bien pero sin bloqueos, sin paros, sin injusticia ni alzamiento: Esas condiciones “normales” en Bolivia suelen perjudicar a los turistas, muchos de los cuales juran nunca más volver a Bolivia. Algunos creen que si la “cultura del bloqueo” va a ser el principal aporte estatal al turismo, estamos fritos.

“Bolivia te espera”, así se llama la nueva Ley General del Turismo promulgada ayer por el Gobierno. La norma tiene base comunitaria y establece que el Estado es el principal protagonista, pues se encargará de las inversiones y la generación de políticas para el desarrollo del sector. El objetivo es integrar la iniciativa privada con la pública, generar empleos, generar producción y revitalizar los pueblos de las provincias. En realidad argumentos sobran para hablar bien del turismo y de la necesidad de promoverlo. Se calcula que podría generar más de 220 empleos directos, sobre todo para las mujeres y superar ampliamente los 800 millones de dólares en negocios. Lo paradójico de esta nueva ley (surrealista dijeron algunos) es que ha sido lanzada cuando siete departamentos están totalmente bloqueados por los mineros cooperativistas y sus colegas asalariados amenazan con paralizar el país por 24 horas. Esas condiciones “normales” en Bolivia suelen perjudicar a los turistas, muchos de los cuales juran nunca más volver a Bolivia. Algunos creen que si la “cultura del bloqueo” va a ser el principal aporte estatal al turismo, estamos fritos.