Páginas vistas en total

viernes, 20 de junio de 2014


al diario Los Tiempo se suma El Deber

resquemor por la cesasión de pagos de Argentina

nadie puede pensar si deja de comprar GAS 


La expectativa que provoca el Mundial de fútbol no ha logrado eclipsar las preocupantes noticias que llegan desde Argentina acerca de la deuda externa que tiene ese país, el segundo más importante comprador de gas natural boliviano. La Corte Suprema de Estados Unidos falló a favor de las empresas que adquirieron los papeles de la deuda argentina y que no se acogieron a los esquemas de renegociación propuestos por el Gobierno de la señora Cristina Fernández de Kirchner.
Como consecuencia de ese fallo, Argentina se encuentra en la difícil situación de pagar hasta fines de este mes unos 15.000 millones de dólares, monto que representa la mitad de las reservas del Banco Central argentino. Las protestas del Gobierno argentino aludieron al hecho de que el pago de un monto que equivale a la mitad de las reservas sería un absurdo, pero los acreedores no parecen dispuestos a impresionarse por este tipo de alusiones y esperan que se les pague.
Un informe del Financial Times, de Londres, dijo que en medio de las protestas, la Casa Rosada no ha aclarado cómo piensa cumplir con el compromiso de pagar el 70% de la deuda de 100.000 millones de dólares renegociada en 2001 y 2005.
La situación argentina sigue reflejando los coletazos de la crisis que nació en Asia en 1997 y que llegó a nuestra región a principios de este siglo y provocó en Bolivia sacudones políticos que llegaron a cambiar gobiernos. El problema actual de Argentina es que se trata del segundo más grande comprador de gas natural boliviano, que paga alrededor de 192 millones de dólares por mes, aunque últimamente estaría arrastrando una mora de varios meses, según dice la carta informativa Siglo 21.
Las crisis argentinas son cíclicas y llegan cada 15 años, según dicen los expertos, y lo que producen en Bolivia son sacudones en los precios importados, pero a veces, como en 1993, provocan dificultades para el pago de exportaciones bolivianas.
Habrá que esperar que esta vez la crisis argentina no tenga repercusiones perjudiciales para la economía boliviana, pero que, sobre todo, no se refleje en el rezago en los pagos por el gas natural. Si las autoridades bolivianas no han informado nada sobre los pagos por el gas natural, querrá decir que Argentina está pagando puntualmente. De lo contrario estaríamos ante una situación preocupante.